Unos 18.500 policías británicos se manifestaron ayer por el centro de Londres en protesta por el aumento de los sueldos dispuesto por el Gobierno. Los agentes, procedentes de fuerzas del orden de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, mostraron su descontento con el 2,5 por ciento de incremento salarial con efecto retroactivo al uno de diciembre de 2007, en lugar de al uno de septiembre como piden. La marcha de ayer en Londres -que presentaba el aspecto que muestra la fotografía- es la primera desde que 5.000 agentes protestaron hace seis años por los planes del Ejecutivo de aplicar condiciones laborales más flexibles.