Estrasburgo.- El sistema electoral del Reino Unido está «abierto al fraude» y contiene elementos vulnerables que deben ser resueltos de forma urgente, en particular en lo que se refiere al voto por correo, indicó ayer una comisión de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. La comisión señaló que los cambios introducidos en el sistema de voto por correo en 2006 han mejorado su seguridad, pero que ésta «sigue siendo deficiente».

Los autores criticaron en particular el mecanismo para solicitar el voto por correo, que no precisa de documentos personales de identificación, lo que hace «infantilmente sencillo registrar votantes falsos». El informe recomienda adoptar las medidas de control del voto por correo instauradas en Irlanda del Norte en 2002 y«la verificación de identidades en todos los boletines de voto por correo».