Washington.- El senador republicano John McCain tomó la delantera para la nominación presidencial dentro de su partido al ganar el sábado las primarias de Carolina del Sur, con el 33 por ciento de los votos, seguido de cerca por el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, que obtuvo el 30 por ciento.

En tercer lugar se colocó, con el 16 por ciento, el ex actor y ex senador Fred Thompson, quien hizo una intensa campaña en ese estado, según datos oficiales. Ello le permitió superar incluso al ex gobernador de Massachussets Mitt Romney, quien horas antes había ganado los caucus de Nevada.

En Carolina del Sur, los resultados fueron bien distintos a los de Nevada, debido a la diferente composición social de los dos estados, y también a la diversa intensidad con la que los candidatos han hecho campaña. McCain ha visitado en numerosas ocasiones Carolina del Sur en las últimas semanas, en un intento por revertir el fracaso que cosechó en el año 2000 frente al entonces aspirante George Bush.

El ex gobernador y antiguo pastor protestante Mike Huckabee se ha apoyado en la gran comunidad evangelista que hay en la zona, en un intento por demostrar que podía revalidar la victoria que logró en los caucus de Iowa. No obstante, quedó en segundo lugar, pese a que en Carolina del Sur, el 60 por ciento de los votantes republicanos se confiesa evangelista.

Romney, por su lado, decidió no dedicarse en exceso a Carolina del Sur, dado que sus iniciales derrotas en Iowa y Nuevo Hampshire le obligaron a trasladar parte de los recursos de su campaña a Michigan y Nevada, donde ganó.

Por ello, la tercera posición fue para el ex actor de la serie "Ley y Orden" Fred Thompson, quien centró gran parte de su campaña en Carolina del Sur, donde confiaba en lograr una posición destacada que no ha tenido.

Los demócratas, que no votarán hasta el próximo sábado en Carolina del Sur, se midieron, por su parte, en Nevada, donde Hillary Clinton se impuso a su gran rival, Barack Obama. El siguiente reto para la senadora por Nueva York es el Estado sureño, donde la población es mayoritariamente afroamericana y la batalla se presenta muy reñida. En la actualidad el senador de color Obama encabeza los sondeos con casi 10 puntos de diferencia sobre Clinton. La ex primera dama, por su parte, demostró con su vitoria en Nevada que puede tener una gran capacidad de influencia sobre los votantes latinos, lo que podría ser determinante para su victoria en los estados fronterizos, donde la población de inmigrantes es masiva. La siguiente cita, el 29 de enero, será Florida, pero sólo para los republicanos, porque, debido a una disputa interna del partido, este estado no participará en la Convención Demócrata de agosto.