Nairobi.- Dos muertos y numerosos heridos es el primer balance en Kenia de la primera manifestación pacífica convocada por la oposición y reprimida duramente por las fuerzas del orden, en una serie de protestas que se repetirán hasta el viernes. Según el opositor Movimiento Democrático Naranja (ODM), los muertos se registraron en Kisumu, al noroeste de Nairobi, por disparos de la Policía. Las autoridades dicen que sólo hubo uno.

La Policía antidisturbios disolvió los intentos de la oposición de manifestarse para protestar contra los resultados de las elecciones generales del pasado 27 de diciembre, que dieron la victoria al presidente Mwai Kibaki.