Detroit/ Carson City.- Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca buscaban ayer consolidar sus candidaturas en las primarias de Michigan, un estado especialmente deprimido por la crisis económica y en el que John McCain y Mitt Romney parecían tener las mejores expectativas. Los colegios electorales cerraron sus puertas a las 20.00 hora local (03.00 de hoy en España). En Michigan, donde los termómetros no superaron ayer los cero grados, amaneció nevando. Se calculaba que la participación no superara el 20 por ciento de los posibles votantes en todo el estado, informó Efe.

Los demócratas decidieron anulara las primarias en Michigan después de que el estado no quisiera adelantar los caucus al 15 de enero. Así que se concentran ahora en Nevada, la próxima cita. En este partido, los rivales Hillary Clinton y Barack Obama han moderado sus últimos discursos en un intento de limar diferencias en torno a una carrera que estaba dividiendo a su partido.