Bruselas.- La presidencia de la UE eslovaca reclamó ayer a todos los partidos políticos de Georgia que acepten el resultado definitivo de las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado 5 de enero, cuyo escrutinio provisional, que dio la victoria al actual presidente, Mijail Saakashvili, estuvo rodeado de denuncias de irregularidades que los Estados miembros reclamaron que se investiguen y enmienden. Saakashvili cantó ayer victoria e invitó a dirigentes extranjeros a su segunda investidura, sin esperar al final del escrutinio. Los últimos datos oficiales, con más del 95% de los sufragios escrutados, dieron a Saakashvili un 51,9% de los votos, lo que confirma su triunfo en la primera vuelta.