Nairobi.- El líder opositor keniano Raila Odinga denunció ayer que el balance de víctimas mortales por la violencia desatada tras la reelección del presidente Mwai Kibaki se eleva a casi 1.000, y anunció que la mediación de la Unión Africana podría comenzar mañana.

En declaraciones a la agencia Reuters, Odinga indicó que el presidente de la Unión Africana (UA), el mandatario ghanés John Kufuor, llegará hoy por la noche a Nairobi y que «estará preparado para iniciar los diálogos el miércoles».

Kibaki invitó ayer a Odinga a una reunión el viernes para hablar sobre «la paz y la reconciliación nacional», informaron ayer fuentes oficiales, según Efe.

Odinga reclama su victoria en las elecciones del 27 de diciembre pasado y asegura que Kibaki fue reelegido gracias a un millón de votos fraudulentos.

De confirmarse la cita, será la primera ocasión en la que Kibaki y Odinga se ven cara a cara desde que estallara la crisis política y social más grave en la reciente historia de esta ex colonia británica, debido a las disputas posteriores a los comicios.

La reunión, según el comunicado presidencial, intentará «detener la violencia en el país, consolidar la paz y la reconciliación nacional». A la cita también están invitados otros cinco dirigentes del partido de Odinga.