Nashua.- Las últimas encuestas auguran hoy una amplia victoria en Nuevo Hampshire del senador Barack Obama sobre Hillary Clinton, y su despegue definitivo para ser elegido finalmente candidato demócrata a las elecciones de noviembre, informó Efe. «Barack Obama parece ahora mismo imbatible. Es el candidato que más gusta, que mejor cae, y cuando gane en Nuevo Hampshire se disparará su apoyo a nivel nacional», afirmó el director del centro de sondeos de la Universidad de Nuevo Hampshire, Andy Smith.

El sondeo publicado en las últimas horas por este centro revela que el joven senador de color será votado por el 39 por ciento de los ciudadanos del estado en las elecciones primarias de mañana, frente al 29 por ciento de Hillary Clinton. El senador John Edwards quedará en tercera posición, con el 16 por ciento de los votos.

En el lado republicano, se confirma el liderazgo del senador de Arizona John McCain, quien ya ganó las primarias de Nuevo Hampshire en el año 2000, y que ahora podría vencer con el 32%.

El ex gobernador de Massachussetts Mitt Romney, quien ha gastado una fortuna en la campaña, obtendrá el 26 por ciento y volverá a quedar en un segundo puesto, como en Iowa, con lo que verá muy mermadas sus posibilidades de proseguir en la batalla. Al ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee solo se le augura el apoyo del 14 por ciento de los votantes, por lo que no podrá repetir el triunfo de los caucus de Iowa.

No ocurrirá lo mismo con el demócrata Barack Obama que, con su imagen carismática, su simpatía y su mensaje de cambio y esperanza ha conquistado a la mayor parte de los votantes, especialmente a los jóvenes e indecisos, según indican los sondeos. «Hillary Clinton ha estado liderando durante dos años las encuestas en Nuevo Hampshire, no porque le guste a la gente, sino porque la veían con las mayores posibilidades de ganar en noviembre», explica Andy Smith. «Pero tras el triunfo de Obama en Iowa, la gente ve que el senador, además de simpático, puede ganar, con lo que Hillary se ha quedado sin lo único que tenía», agrega.

Para Andy Smith, si Obama vence por diez puntos a Clinton, la ex primera dama podrá dar por finalizada su carrera presidencial. «Su única tabla de salvación, aunque improbable, sería si la prensa no la castiga demasiado por sus dos fracasos consecutivos en Iowa y Nuevo Hampshire, y vence la semana próxima en las primarias de Michigan». Los sondeos revelan que Hillary Clinton, aunque ha sido vista tradicionalmente como la que tenía más posibilidades, genera ahora desconfianza en todos los segmentos de población, salvo en las mujeres no universitarias, en la que ha centrado sus esfuerzos.