Al menos nueve personas murieron ayer y otras siete resultaron heridas por un atentado suicida en el centro de Bagdad, según la policía iraquí. Un suicida detonó un cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo mientras los soldados iraquíes estaban reunidos en una base del Ejército, que se encuentra cerca del consejo municipal del barrio de Al Karrada. El atentado se registró cuando los militares celebraban el 87 aniversario de la creación del Ejército de ese país, afirmaron las fuentes.