La Paz.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, insistió ayer en que hay una conspiración internacional en su contra gestada en partidos de Estados Unidos y España, junto a sectores conservadores bolivianos, aunque no dio detalles de su denuncia. «No es casual que algunos partidos desde España, Europa y sobre todo de Estados Unidos estén planificando cómo van a hacer fracasar este cambio», dijo.