Paris.- La ex candidata socialista a las presidenciales francesas, Ségòlene Royal, está dispuesta a hacerse con las riendas del Partido Socialista Francés que el próximo otoño celebra su congreso para elegir al sucesor de François Hollande, primer secretario del partido y ex compañero sentimental de Royal. Después de la derrota electoral, Royal dedicó unos meses a la reflexión, a los viajes internacionales y a hacer balance de la campaña que le hizo perder ante Nicolás Sarkozy, análisis recogido en un libro en el que no desvelaba aún su intención de dar la batalla.