Zagreb.- Eslovenia asumió ayer como primer país ex comunista la presidencia de turno de la Unión Europea (UE), con el principal enfoque en alcanzar una solución para el conflicto en torno a la provincia serbia de Kosovo e impulsar la ratificación del nuevo Tratado de Reforma de la unión.

La pequeña república ex yugoslava, de 2 millones de habitantes, es también el primero de los doce nuevos Estados que se adhirieron a la UE entre 2004 y 2007 en ejercer una presidencia comunitaria. Recibe la presidencia semestral de Portugal.

Las otras prioridades serán la Energía y el Clima, el Diálogo Intercultural y la Estrategia de Lisboa, que tiene como objetivo convertir la economía europea en la más competitiva del mundo antes del 2010.

Por su parte, Chipre y Malta, las dos economías más pequeñas de la UE, recibieron ayer con euforia y orgullo el euro, la moneda única europea, que circula ahora en 15 países comunitarios con 320 millones de habitantes, informa Efe.