Israel.- La ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, calificó ayer al presidente palestino, Mahmud Abbas, de «irrelevante», una terminología empleada en su día por Israel para aislar diplomáticamente a Yaser Arafat. «Abu Mazen (apodo de Abbas) no puede ser la cara amable de un Gobierno terrorista», declaró Livni, quien calificó de error de Washington querer seguir tratando con él como si Hamas no hubiera ganado las elecciones.