Moscu.- La Duma o Cámara Baja del Parlamento de Rusia aprobó ayer una ley antiterrorista que limita algunos derechos de la población y permite al presidente Putin dar la orden de abatir aviones con pasajeros secuestrados para cometer atentados terroristas. La ley también autoriza a las Fuerzas Armadas a atacar fuera del territorio nacional bases o campamentos de terroristas que supongan una amenaza para Rusia.