El Cairo.-La organización terrorista Al Qaeda se ha atribuido la responsabilidad del fallido atentado suicida del viernes contra la refinería de Abqaiq, en Arabia Saudí, la mayor del mundo, según hizo saber ayer en una página web. A pesar de que la declaración no ha podido ser verificada, Al Qaeda suele emplear esa misma web para sus comunicados, según la Responsable de Asuntos árabes de la cadena televisiva CNN, que se hizo eco de la página.

Dos conductores suicidas trataron el viernes de atentar contra una refinería de petróleo en el oeste de Arabia Saudí, pero fueron abatidos por los guardias de seguridad. No obstante, uno de ellos consiguió hacer explotar su carga, causando daños en un oleoducto, según la cadena Al Arabiya. Se trata del primer intento de atentar contra una refinería en el país, que ya ha sido, en cambio, escenario de ataques contra oficinas de empresas petroleras.