Beirut / Pekín.-El ministro iraní de Exteriores, Manuchehr Mottaki, calificó ayer en Beirut de «gran mentira» las acusaciones de EE UU contra su país sobre su programa nuclear e instó a Reino Unido a que retire sus fuerzas de Basora, en el sur de Irak. No obstante, no hizo alusión a que París el jueves acusó a Teherán por primera vez de tener un programa nuclear militar y clandestino. El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán, Gholam Ali Hadad Adel, consideró «útil» la propuesta presentada por Rusia de enriquecer en su territorio uranio iraní como salida al conflicto.

Desde India, el primer ministro, Manmohan Singh, pidió flexibilidad para el programa nuclear iraní y dijo que apoyará todos los esfuerzos diplomáticos para lograr una solución amigable.

Por otra parte, el principal responsable de planificación económica de China viajará en marzo a Irán para intentar firmar un acuerdo para la explotación conjunta de yacimientos petrolíferos iraníes, informó la revista económica china "Caijing". Ma Kai viajará a Teherán con el fin de lograr un acuerdo para explotar los yacimientos de petróleo de Yadavaran, en el sur de Irán, según la misma fuente.