Paris / Moscu.-El ministro francés de Asuntos Exteriores, Philippe Douste-Blazy, dijo ayer que el programa de investigación nuclear que lleva a cabo Irán es «militar y clandestino». En unas declaraciones a la cadena de televisión France2, Douste-Blazy acusó por primera vez al régimen de Teherán de querer desarrollar un programa nuclear con intereses militares, en contra de lo que afirmaron siempre las autoridades de ese país, que alegaban que era con fines pacíficos.

Rusia espera la «estrecha cooperación» de Pekín a la oferta de Moscú de crear conjuntamente con Irán, pero en territorio ruso, una planta enriquecedora de uranio para suministrar combustible a las futuras centrales nucleares iraníes, afirmó el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Alexandr Alexéyev. EE UU pondrá en marcha una estrategia en dos frentes para promover la democracia en Irán y, al mismo tiempo, frenar las intenciones de ese país de avanzar en un programa de desarrollo nuclear.