Estrasburgo.-El Parlamento europeo (PE) aprobó ayer por amplia mayoría una resolución sobre la polémica de las caricaturas de Mahoma, en la que recalca el carácter inviolable de la libertad de expresión y prensa, pero pide que se use con prudencia para prevenir el odio religioso y racial. La Eurocámara criticó también la tolerancia de algunos gobiernos islámicos con la violencia hacia Europa. La UE defendió la alianza de civilizaciones. En Pakistán se reprodujeron las manifestaciones contra las caricaturas por cuarto día.