Alemania/Austria.- La gripe aviar parece haber alcanzado Alemania después de que se detectara el virus H5N1 en dos de los cuatro cisnes que aparecieron muertos en la isla de Rügen (norte del país). Alrededor del lugar donde se encontraron las aves muertas se estableció una zona de protección de tres kilómetros y las granjas avícolas de la región están siendo inspeccionadas. La Comisión Europea confirmó también ayer el hallazgo del virus H5 en dos cisnes muertos en Austria, que se convierte en el quinto país de la UE donde se encontró un brote de la epizootia junto a Eslovenia, Alemania, Grecia e Italia.