Bruselas.-La Comisión Europea confirmó ayer que la cepa más mortífera del virus de la gripe aviar ha penetrado en la Unión Europea. Apenas una hora después de que las autoridades de Italia informaran al Ejecutivo comunitario de que se ha detectado la cepa del virus H5N1 en los restos analizados de varios cisnes muertos en Sicilia y Calabria, el ministro de Agricultura de Grecia confirmó que los tres cisnes encontrados muertos el pasado jueves también tenían el virus, considerado como «altamente patógeno». En un comunicado, la Comisión confirmó que en Vidin, Bulgaria, también se habían detectado casos del virus aviar, mientras las autoridades búlgaras informaron de varios «casos sospechosos» en una zona cerca del Mar Negro. El ministro de Sanidad italiano, Francesco Storace, confirmó que el temido virus H5N1, la cepa más peligrosa que ha provocado la muerte de 89 personas en todo el mundo, ha sido encontrado en el cadáver de dos cisnes muertos en las provincias de Catania y Messina, ambas localidades en Sicilia. Un total de 17 cisnes fueron encontrados muertos en las regiones italianas de Puglia, Calabria y Sicilia, aunque no se ha podido comprobar si las otras 15 aves también están afectadas por el H5N1. Al parecer, los dos cisnes hallados en Sicilia procedían de Rusia, pues en estas fechas suelen emigrar hacia Italia, aunque normalmente lo hacen al norte del país.