París.- Francia consideró ayer que la iniciativa rusa de invitar a los responsables de Hamas a ir a Moscú «puede contribuir a hacer avanzar las posiciones» en el Cuarteto de mediadores internacionales (la ONU, la UE, EE UU y Rusia) para la paz en Oriente Medio.

Aunque esa iniciativa fue adoptada «sin concertación» con el Cuarteto, París considera que «puede contribuir a hacer avanzar» sus posiciones, siempre y cuando se mantenga dentro de los «objetivos y principios» que se fijaron, dijo el portavoz, Denis Simonneau.

Moscú defendió ayer la invitación del presidente Vladimir Putin, anunciada el jueves en Madrid, de la visita de Hamas mientras anunciaba que exigirá al movimiento radical palestino, ganador de las últimas elecciones legislativas, que renuncie al terrorismo y reconozca a Israel.

Hamas considera que Rusia podría llenar el vacío dejado en Oriente Próximo por el fracaso de las políticas mediadoras de EE UU, según el "número dos" de la oficina política, Abu Marzuq, en declaraciones a Al Yazira.

El número uno, Jaled Mishal, anunció que una delegación de Hamas visitará Jordania en los próximos días en un viaje histórico después de la expulsión de su plana mayor en 1999.

El presidente de Israel, Moshé Katzav, censuró a Putin, porque su invitación a Moscú a dirigentes del movimiento palestino Hamas «causa un daño político» al proceso de paz en Oriente Medio. Y el ministro de Estado israelí, Meir Shitrit, acusó al presidente ruso de darle «una puñalada por la espalda a Israel».

La ministra de Exteriores austriaca y presidenta del Consejo de Ministros de la UE, Ursula Plassnik, recordó ayer al miembro del Parlamento palestino Mustafá Barghouti que el reconocimiento del Estado de Israel y la renuncia a la violencia son «precondiciones esenciales» para que los Veinticinco colaboren con el futuro gobierno palestino.

En Gaza proseguía ayer la búsqueda del diplomático egipcio secuestrado el jueves.