Ginebra/ Grecia.- La Organización Mundial de Salud (OMS) instó ayer a los servicios médicos de Africa occidental a estar en máxima alerta ante la posibilidad de expansión del virus de la gripe aviar desde Nigeria a los países vecinos, según afirmó el director general de la institución, Lee Jong-wook. «La confirmación de la existencia del H5N1 en las aves en Africa es motivo de gran preocupación y requiere una respuesta inmediata», dijo Jong-wook. El virus «supone un riesgo para la salud humana y la vida», advirtió. La cepa mortal H5N1 del virus de la gripe aviar fue detectada ayer en otros dos estados nigerianos, según anunció el Ministerio de Agricultura de aquel país.

También ayer se conoció que el Gobierno griego ha decretado la alerta sanitaria en hospitales tras detectar un brote del virus H5 de la gripe aviar en tres cisnes muertos en el norte de Grecia, confirmó el ministro de Agricultura, Evangelos Basiakos. Basiakos informó de que se habían separado tres muestras de un total de 52 tomadas en las prefecturas de Salónica y Pieria, en el norte de Grecia, donde se encontraron tres cisnes muertos e infectados por el virus H5. Esas muestras se han enviado ya a un laboratorio británico, autorizado por la Unión Europea, para comprobar si se trata del mortal virus H5N1, causante de muertes en humanos en Turquía y Asia, y los resultados se conocerán dentro de dos u ocho días, dijo el ministro. El ministerio ha decretado la alerta sanitaria en los centros hospitalarios para estar preparados ante posibles casos de infección, añadió Basiakos.

En cuanto a Nigeria, la cepa ha sido confirmada en dos granjas en el Estado de Kano y en el estado vecino de Plateau, indicó el portavoz del Ministerio, Tope Ajakaiye. El miércoles se conoció el primer caso documentado de gripe aviar en Africa en el estado nigeriano de Kaduna. «El Gobierno federal está haciendo todo lo que puede para contener la enfermedad en los tres focos donde ha sido detectada», precisó Ajakaiye en un comunicado.

Las granjas de aves de todo el norte del país se encuentran actualmente bajo cuarentena y un equipo especial de evaluación se ha trasladado a la región, según Junaidu Maina, director del departamento de Ganadería de Nigeria, que no precisó cuántos de los 36 estados nigerianos están bajo cuarentena.

En Indonesia, dos mujeres de una misma localidad han contraído el virus de la gripe aviar y están recibiendo tratamiento en un hospital, según anunciaron ayer fuentes del Ministerio de Sanidad indonesio, que precisaron que los análisis realizados por laboratorios locales han dado positivo. Ambas mujeres «se encuentran en estado serio pero parecen estar mejorando», indicó un responsable del Ministerio, Hariadi Wibisono. Ambas proceden de distintas partes de Bekasi, una localidad situada al este de Yakarta, indicó.

España prohíbe importar aves de Africa

El secretario general de Agricultura, Josep Puxeu, anunció ayer en Madrid que España ha decidido la prohibición de las importaciones de aves de Africa, ante la detección de un foco del virus H5N1 de gripe aviar en una granja de gallinas ponedoras en el norte de Nigeria. Puxeu, que presidió la reunión de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, comentó que «por desgracia» se ha constatado la posibilidad que existía de que la pandemia aviaria se haya extendido desde Asia hasta Africa, bien a través de las aves migratorias o a través de los transportes de aves. El responsable del MAPA explicó que este foco introduce un elemento «nuevo» en la evolución de esta enfermedad y que la proximidad con el continente africano hace que sea necesario una mayor atención. Por su parte, la Comisión Europea (CE) propondrá el día 14 prohibir las importaciones de plumas sin tratar de Nigeria, único producto avícola que entra actualmente a la Unión Europea de ese país. Los países comunitarios -representados en el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria de la UE- estudiarán ese día esa restricción, en un intento de evitar la propagación de la gripe aviar, ante la detección del virus H5N1, altamente dañino, en el país africano. En general, la Comisión baraja limitar todas las importaciones de plumas a la UE, y que sólo puedan entrar aquellas «tratadas» y prohibir las no tratadas. Asimismo, Bruselas podría plantear el próximo martes restricciones a Bulgaria si los resultados del laboratorio comunitario situado en Weybridge (Reino Unido), previstos para hoy, confirman la enfermedad en ese país fronterizo con la Unión.