Madrid / Islamabad.- El ministerio español de Exteriores confirmó ayer que el embajador español en Pakistán ha sido convocado por las autoridades de Islamabad, en unión de los de otros ocho países europeos, para protestar por la publicaciones de las polémicas caricaturas de Mahoma en algunos periódicos españoles. En Dinamarca, más de 160 personas fueron detenidas en Hilleroed, al norte de Copenhague, donde coincidieron una concentración de ultraderecha y dos contramanifestaciones de izquierda y de jóvenes islámicos. La masiva presencia policial evitó choques directos entre los manifestantes. No obstante, hubo cargas policiales contra los activistas de izquierdas e islamistas, que lanzaron objetos y trataron de acercarse a los ultraderechistas, que hubieron de ser escoltados.

En Nueva York, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, instó a los musulmanes a aceptar las disculpas presentadas por el diario danés "Jyllands-Posten", el primero en publicar las caricaturas. «Comparto el dolor de los que se han sentido ofendidos, pero lo importante es que el periódico que las publicó ha pedido disculpas, e insto a los musulmanes a aceptarlas en nombre de Alá», dijo Annan.

En Polonia, donde ayer dos diarios publicaron los dibujos, estos fueron condenados por el presidente, Kazimierz Marcinkiewicz.