Atenas.- Un grupo de desconocidos mantuvo pinchados, de junio de 2004 a marzo de 2005, los teléfonos del primer ministro griego, Costas Caramanlis, cinco miembros de su gabinete, la alcaldesa de Atenas, la Armada, un ex ministro, empresarios árabes y un empleado de la Embajada de Estados Unidos en Atenas, según informó ayer el Gobierno griego. Un portavoz gubernamental aseguró que esas personas fueron víctimas de escuchas telefónicas realizadas sobre sus móviles personales y de servicio con una sofisticada tecnología.