Kiosko

La Opinión de Zamora

Fiestas de San Pedro

La Feria de la Cerámica y la Alfarería regresa con la pérdida de once puestos

La muestra por primera vez en su historia no puede cubrir las bajas de última hora ante la inexistencia de artesanos en lista de espera

24

GALERÍA | Inauguración de la Feria de la Cerámica y la Alfarería 2022

La Feria de la Cerámica y la Alfarería Popular de Zamora ocupa desde el sábado las plazas de Viriato y de Claudio Moyano, tras dos años sin celebrarse en el formato habitual. La muestra, que festeja sus 50 años, cuenta con 32 alfareros y 41 ceramistas, frente a las previsiones de 38 y 46, respectivamente, dadas conocer fechas atrás por el Ayuntamiento de Zamora.

Las bajas de profesionales, por primera vez en la historia de la cita zamorana, no han podido cubrirse “porque no ha habido artesanos en lista de espera”, certifican integrantes de la comisión de ceramistas y alfareros.

En el ámbito de la alfarería, que pierde seis puestos, “hemos notado entre doce y quince solicitudes menos que antes porque algunos compañeros se han jubilado y la pandemia ha hecho mella de tal forma que otros han tenido que abandonar el oficio” comenta Ramón García, alfarero de Pereruela. El profesional asegura que además resulta complicado “traer a nuevos artesanos de lejos por el coste de la estancia en Zamora y el desplazamiento”.

En la plaza de Viriato cinco profesionales finalmente no han acudido a Zamora. “Cada vez quedamos menos artesanos. Siempre hemos tenido suplentes, pero esta edición es la primera vez que no teníamos lista de espera”, explica Nuria Martín. “La pandemia ha hecho que entre los compañeros que viven de ferias, alguno haya que abandonar” el sector. Además esta mujer, radicada en Gamones de Sayago, subraya que “la artesanía es un sector en el cada vez quedamos menos y cuesta mucho mantener los talleres”.

A mayores, otro problema que deben afrontar los artesanos del barro pasa por la carencia de relevo generacional. “En la cerámica existe cierto auge en las escuelas, pero alfarería, que es la cerámica popular, no hay generaciones que den el relevo y en unos años habrá un problema”, testimonia Martín, quien se muestra taxativa: “No descarto que en unos años nos tengamos que juntar todos en una plaza”.

La reducción en el número de puestos ha permitido que los alfareros situados en el interior de la plaza de Viriato se encuentren más amplios, mientras que algunos de los artesanos ubicados en las inmediaciones del mirador de San Cipriano han ganado metros debido a la ausencia de compañeros.

Desde primera hora de la mañana del sábado, incluso sin estar situados la totalidad de los artesanos en sus puestos, el público empezó a visitar las plazas de Viriato y de Claudio Moyano deseoso de conocer sus propuestas, con gran afluencia de gente en el momento de la inauguración por parte de las autoridades.

Los saludos entre los compañeros del gremio y entre estos y sus clientes habituales fueron una constante en el primer día de los cinco que durará en la edición de 2022 la muestra al caer la festividad de San Pedro en miércoles. “Hemos notamos que la gente tiene muchas ganas de comprar e incluso las semanas atrás nos preguntaban las fechas en las que íbamos a estar”, aporta un ceramista mientras que se oye el sonido inconfundible de los pájaros de barro que estos días tocarán cientos de niños y como han hecho generaciones y generaciones de zamoranos.

En esta edición pocos son los profesionales nuevos aunque en la feria el público y los turistas podrán ver propuestas venidas por primera vez por un artesano de Cubillos del Sil o por una compañera de San Martín de la Vega.

Además, la organización ha invitado a un alfarero de Canarias y a una ceramista de la zona portuguesa de Coimbra. Como en citas anteriores se combina la alfarería utilitaria con la creativa, con ejemplos como flores o las tradicionales huchas de cerditos, sin olvidar las cazuelas de barro, mientras que en cerámica las piezas son muy creativa y originales. “Nos sorprendemos nosotros mismos con la originalidad que hay y con las técnicas aplicadas por los compañeros porque, aunque asistan los mismos, siempre hay piezas muy novedosas”, subraya Nuria Martín.

Actividades paralelas

El Museo Etnográfico de Castilla y León acoge las IV Jornadas de Cerámica y Alfarería en el salón de actos. El 26 de junio, a las 20.00 horas, Juan Brito imparte la conferencia “Cerámica Prehispánica en las Islas Canarias”, al día siguiente, 27, tendrá lugar la videoconferencia a cargo de Jorge Luis González, profesor de Artes en Santiago de Cuba sobre la alfarería tradicional de Cuba, y a las 20.00 horas Ramón de la Mata, Víctor Redondo y Carmen Pascual hablarán sobre la “Trayectoria de la Feria de la Cerámica y Alfarería Popular”.

Además, Alberto Segurado imparte los talleres de alfarería transgresiva “Mimbres de barro” el 26 de junio de 11.00 a 14.00 horas, para adultos y jóvenes, el 28 de 11.30 a 13.30 horas, para niños de 8 a 14 años y 29, para niños de 5 a 8 años. También harán visitas temáticas en torno al barro los días 28, 29 y 30 de junio, a las 13.00 y a las 19.00 horas.

Los precios al alza ante el incremento de los costes del sector

El sector de la artesanía del barro tiene que hacer frente al aumento de los costes fijos en la producción de cada una de sus piezas y algunos de ellos se han visto abocados a tener que incrementar sus precios en una horquilla que oscila entre un 5 y un 10%, según las estimaciones realizadas por los profesionales presentes hasta el día de San Pedro en Zamora.

“Los costes nos han subido enormemente, algunos compañeros cuecen en honor de gas, que ha subido mucho y en mi caso, por ejemplo, trabajo con hornos eléctricos y la luz está disparada, pero también han elevado sus precios los esmaltes y los productos cerámicos, con lo cual no nos ha quedado más remedio que subir el productos un poco” con respecto a la feria desarrollada en 2019, aporta Nuria Martín López.

“No nos queda otra alternativa” comparte Ramón García Casado. Sin embargo, confiesa que “yo no los he tocado. Sé que pierdo margen, pero si quiero vender me tengo que conformar”. No obstante, reconoce que lo puede hacer porque “tengo la ventaja de que estoy en casa, si estuviera fuera de Zamora no me quedaría otra vía que incrementarlos.

Las piezas del certamen Herminio Ramos, en el Etnográfico

El Museo Etnográfico acoge estos días la exposición del certamen del barro Herminio Ramos Pérez. Las piezas realizadas responden a la propuesta “El cuenco y el hogar” y se podrán descubrir hasta el próximo 29 de junio en la entrada principal del centro. El certamen, que se convoca a iniciativa de Herminio Ramos Pérez, promotor e impulsor de la Feria de la Cerámica y Alfarería Popular, conlleva seis premios, tres para cerámica y otros tres para alfarería. Las seis piezas ganadoras, que se darán a conocer el día de San Pedro, pasarán a formar parte de la colección permanente del Etnográfico y se exhibirán un año en planta 3 del espacio cultural regional con sede en Zamora.

Compartir el artículo

stats