Un temporal cargado de nieve, viento, lluvia, granizo, oleaje y frío se ha colado en todo el territorio nacional haciendo saltar las alertas en la mayoría de las comunidades autónomas y protagonizando incidentes.

Tras una primera borrasca, ‘Gérard’, el invierno ha traído una segunda, llamada ‘Fien’, muy fría e inestable por proceder del Polo Norte, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha sumado al temporal temperaturas heladoras y nuevas precipitaciones en forma de nieve.

Esto hace que animales callejeros como, por ejemplo, los gatos, busquen refugio en lugares calientes como puede ser el motor de los coches. Por ello, desde la Policía Nacional aconsejan dedicar unos segundos antes de arrancar el coche a dar unos golpecitos al capó con el objetivo de asegurarse de que no hay ningún animal o, en caso de que lo haya, para que así se escape.

De esta manera, hacemos que el animal no tenga ninguna lesión, así como que el coche no cuente con ninguna avería.