Cabecera
Toro

La cofradía de Jesús Nazareno pretende que La Lanzada procesione otra vez el Viernes Santo

La Directiva presenta a los hermanos la maqueta elaborada por José Antonio Samaniego durante la asamblea general

25-03-2013Meneame
El presidente y los abades en el altar mayor, junto a la imagen de Jesús Nazareno.
El presidente y los abades en el altar mayor, junto a la imagen de Jesús Nazareno. .  Foto L. G..

L. G. La cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla celebró en la jornada de ayer, Domingo de Lázaro, la asamblea general ordinaria en la que, el principal punto del día, fue explicar a los hermanos el proyecto de recuperación de la imagen del «Caballo de Longinos» o «La Lanzada» que lleva más de cuarenta años sin desfilar, desde aquel fatídico 13 de abril de 1957 que arrasó con la iglesia de Santa Catalina y cuantos pasos de Semana Santa albergaba entre sus muros. El toresano José Antonio Samaniego, escultor aficionado, se ha ofrecido a la hermandad para reelaborar el histórico conjunto y, de hecho, ya ha presentado una maqueta del diseño que en su cabeza planea para devolver este grupo a las calles.

El presidente de la cofradía, José Manuel de la Fuente, informó a los hermanos de esta posibilidad. «El anhelo de todos los cofrades es que esta imagen pueda volver a salir en procesión cerrando comitiva con la Virgen de la Soledad», explicó en la iglesia de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina. «José Antonio Samaniego nos ha elaborado una maqueta y la cofradía tendría que invertir en la madera y en la policromía de las figuras», detalló. No obstante, de momento es eso, un proyecto, dado el elevado coste de la realización. «Sabemos que quizá no es el momento propicio para acometer una inversión dada la crisis actual y que probablemente las instituciones no podrían ayudarnos económicamente, pero también es verdad que a quien no le tiemblen las piernas pensando en que Longinos desfile en la madrugada del Viernes Santo, miente», detallaba De la Fuente.

En cualquier caso, lo cierto es que la asamblea reaccionó con ilusión, al igual que la Junta Directiva, ante la posibilidad de poder ver esta imagen que las llamas se llevaron aquel 1957. «Creemos que es un proyecto bonito y, aunque habrá que cumplir unos plazos, que serán largos, esperamos que llegue el día en que volvamos a ver el paso en las calles», declaraba.

La maqueta elaborada por Samaniego incluye las figuras del caballo con la lanza, Jesús crucificado, la Virgen María junto con María Magdalena y, por detrás, dos figuras emergiendo de la tierra. «Estas figuras representan a las ánimas; por lo tanto, se trata de algo inédito y que hará que el paso sea único de Toro», explicó José Manuel de la Fuente.