Canal de esquí
ESCAPADAS

Fuera de pista, disfruta de la nieve sin aglomeraciones

No corras la voz: si lo haces, estos paraísos del esquí menos conocidos dejarán de ser tu paraíso particular

15-11-2018Meneame
Las espectaculares pistas de Lyngen, en Noruega.
Las espectaculares pistas de Lyngen, en Noruega.. MagazineDigital.

JOSEP M. PALAU RIBERAYGUA Cuando asaltan las ganas de esquiar, uno se imagina deslizándose cuesta abajo abriendo traza en solitario, imagen idílica que muchas veces choca con la cruda realidad de los remontes saturados y las colas para acceder a las pistas. Pero siempre hay lugares menos conocidos o variantes en el deporte de invierno no tan populares que permiten disfrutar de una placentera jornada en la nieve sin aglomeraciones. Sólo hay una condición: no correr la voz.

Lyngen (Noruega): Descenso con auroras

Noruega es otro de esos lugares donde no hay que sufrir por la cantidad de nieve a pesar del cambio climático, al menos de momento. De entre las muchas posibilidades que ofrece este país escandinavo para la práctica de los deportes de invierno, las instalaciones de los Alpes de Lyngen son una gran opción cuando se busca huir de la masificación, ya que se encuentra en las inmediaciones de Tromso, o lo que es lo mismo, la última ciudad del país que merece tal apelativo en sus regiones más septentrionales. Y cuanto más al norte, más frío y más nieve, sin lugar a dudas, si bien las calles principales de Tromso gozan de un sistema de calefacción bajo tierra para evitar patinazos. En cuanto a la estación de Lyngen, su ubicación permite esquiar con vistas a los fiordos y, con suerte, bajo las auroras boreales.

Après ski
El mejor lugar para alojarse por encima del círculo polar Ártico y junto a las pistas es el hotel boutique de Lyngen Lodge. Sus propietarios son guías expertos. Lyngen Lodge AS. Djupvik 9146. Olderdalen. Norway. T. +47-476-278-53. www.lyngenlodge.com


Kütai (Austria): Esquí imperial

Kütai es un pueblo situado en el valle de Sellraintal, a más de 2.000 metros de altitud y rodeado por completo de pistas de esquí. Dista sólo unos 40 minutos de Innsbruck y se alcanza cómodamente con el servicio de esquí-bus diario y gratuito: basta con mostrar la tarjeta de huésped del alojamiento para que nos lleven. El trayecto no es largo, pero cuando se llega, se tiene la sensación de estar en un lugar alejado de todo, ya que muchos deportistas prefieren quedarse en las pistas que se alcanzan desde el centro de Innsbruck con el funicular Nordkettenbahn. Aquí la ventaja es que la altura y la menor afluencia de público prácticamente garantizan poder esquiar con nieve natural durante toda la temporada. Por si fuera poco, las noches del miércoles y el sábado se puede esquiar gracias a la iluminación nocturna.

Après ski
El Pabellón de Caza de Kühtai recuerda que la región fue coto de la familia imperial. Aún hoy lo gestiona un descendiente directo de Francisco José. Jagdschloss Kühtai. A-6183 Kühtai, Tirol. Austria. T. +43 (0) 5239-5201. www.jagdschloss.at


La Clusaz (Francia): Con acento francés

La Clusaz es una estación de esquí francesa conocida por el turismo interior, pero no tanto por los extranjeros, aunque se encuentra a una distancia razonable de Ginebra y aún más cerca de Annecy. La estación en sí es el mismo pueblo, de forma que uno puede salir de casa con todo el equipo puesto y empezar a disfrutar de la nieve.

La proximidad de Suiza se nota, y mucho, en la orografía. Por eso no es extraño que se disputen aquí pruebas de esquí de alta montaña, como una de las etapas de la Copa del Mundo de esquí de fondo, que este año tendrá lugar el 17 y 18 de diciembre.

Après ski
Le Vieux Chalet es una antigua granja reformada como hotel el 2007 y ubicada a pie de pista en la vertiente soleada de la montaña. Encanto con estilo tradicional. Le Vieux Chalet. 309 route du Crêt du Merle. Lieu dit Les Tollets, 74220 La Clusaz. Tel.: 04-50-02-41-53. www.levieuxchalet.fr


Funäsdalsfjällen (Suecia): Nieve con garantía

De nombre impronunciable, Funäsdalsfjällen es el área alpina que queda más al sur de Suecia y que, curiosamente, forman junto con la más austral de Riksgränsen el dúo que recibe las nevadas más copiosas del país por norma general. En Funäsdalsfjällen siempre hay nieve en polvo y se prescinde alegremente de los cañones para generarla de forma artificial. Incluso se alardea de ello, porque la estación extiende una garantía de que se va a encontrar nieve natural. Por lo menos hay cinco pistas de esquí y 20 kilómetros de recorrido fuera pista que están operativos desde el 1 de diciembre hasta finales del mes de abril. Así que la gran cantidad de precipitación, unida a la variedad de pistas, hace realidad el sueño de deslizarse por una extensión de terreno virgen. Sin embargo, todos los recorridos están bien mantenidos y vigilados, por lo que la ilusión de aventura se mantiene sin dejar de lado la seguridad. Por si fuera poco, en las inmediaciones hay dos poblados sami (indígenas de la zona)que vale la pena visitar: Mittådalen y Ruvhten Sijte.

Après ski
El hotel Funäsdalen data de 1947 y ha sufrido diversas remodelaciones que lo convierten en un lugar muy conveniente para la estancia, con una buena cocina y servicios tales como piscina interior y jacuzzi exterior. Funäsdalen Hotell. Strandvägen 2ª, 84095 Funäsdalen. T. +46-684214-30. www.funasdalenberghotell.se


Gstaad (Suiza): Deslizarse sobre ruedas

Suiza es otro de esos países cuyo nombre evoca nieve antes de acabar de pronunciarlo. De las muchas opciones disponibles para esquiar sin sufrir embotellamientos, quizá Gstaad sea una de las mejores. La población es conocida desde siempre como estación de esquí frecuentada por testas coronadas, las mismas que en verano se dejan ver en el festival de música que se celebra en memoria de Yehudi Menuhin, quien residía en la vecina Saanem. Sin embargo, entre los aficionados a la nieve Gstaad va ganando terreno como capital mundial del fat bike, tendencia en la que bicicletas de montaña equipadas con neumáticos muy gruesos se lanzan pendiente abajo por laderas heladas. Y parece que la cosa va a más, porque la cercana estación de Villars abrirá en diciembre un recorrido de cuatro kilómetros para fat bikes, donde una vez a la semana se organizarán descensos previo consumo de una fondue bien caliente.

Après ski
Le Grand Bellevue es un lujoso alojamiento de cinco estrellas al cual le encaja el nombre como un guante: las estaciones son muy espaciosas y disfrutan de vistas extraordinarias. Le Grand Bellevue. Untergstaadstrasse 17, 3780, Switzerland. T. +41-33-748-00-00. www.bellevue-gstaad.ch

Magazine


 

Esquí alpino

Esquí alpino Descubre su historia, todo el material que necesitas para practicarlo y todas las modalidades