Cabecera C.D. Zamarat
El CD Zamarat, cantera y élite de la mano


Foto de familia en octubre de 2014

El CD Zamarat se ha convertido en sus veinte años de existencia en uno de los primeros clubes de baloncesto femenino de Castilla y León, al tiempo que se ha consolidado con su equipo de Liga Femenina después de cuatro temporadas en la máxima categoría.

Desde que se fundase en 1994, el club naranja ha ido escalando peldaños poco a poco siempre de la mano de los hermanos Juan y Jose de Mena, a los que se unió en la última década el equipo directivo que preside Carlos Baz y que ha conseguido escalar los últimos niveles gracias a una importante estructuración interna del club y a una acertada gestión económica que le ha llevado a ser uno de los clubes más respetados del ámbito español en cuanto a solvencia y seriedad.

Después de sentar las bases en las categorías inferiores autonómicas, el CD Zamarat dio el primer gran salto de calidad logrando el ascenso a Segunda División en 1998. Tres años necesitó el club zamorano para afianzarse en esta categoría nacional y dar el salto a Primera División. Juan de Mena dejó el banquillo y fue sustituido por Mario Riquelme que desempeñó su cargo durante dos años.

Ya de nuevo con Juan Angel de Mena como entrenador, el Zamarat subió un importantísimo peldaño en la fase de ascenso a Liga Femenina 2 que se celebró en Zamora en 2005 con una plantilla que lideraban Lidia Gesteira y Raquel Asensio.

El club afrontó la nueva categoría ya semiprofesional incorporando sus primeras jugadoras extranjeras. Tras un primer ejercicio brillante en el que el equipo aprobó con creces su debut en la LF2, el Zamarat disputó su primera fase de ascenso a Liga Femenina al año siguiente en La Seu d´Urgell y a punto estuvo de lograr su objetivo. A continuación llegarían las fases de ascenso de Santiago y Badajoz, sin éxito, hasta que en 2011 y de nuevo en Zamora, el equipo naranja consiguió el ascenso a la máxima categoría donde continúa.


Las jugadoras en la presentación de 2012


Desde entonces, el club ha tenido que realizar una intensa gestión económica para conseguir año tras año la permanencia e incluso llegó a disputar la Copa de la Reina y a adjudicarse la Copa Castilla y León en 2012-13.
Con el equipo asentado en una zona tranquila de la clasificación, Juan de Mena decidió dejar el banquillo en diciembre de 2014 y fue sustituído por el que hasta entonces era su ayudante, Lucas Fernández, que pasó a dirigir al equipo de LF junto a Javier Miguel.

Frente al primer equipo, el CD Zamarat siempre se ha mantenido fiel a su vocación de trabajo con la cantera con la que nació y actualmente dispone de equipos en todas las categorías inferiores de nivel autonómico de donde comienzan a salir jugadoras que pronto se harán un hueco importante en el conjunto de Liga Femenina.