Hacer obras en casa o decidir hacer una buena reforma del hogar asusta en muchas ocasiones. Aun así, los resultados y tener tu hogar en buen estado, confortable y lleno de comodidades merece la pena.

Una buena planificación es fundamental a la hora de hacer obras o reformas, según la Organización de Consumidores (OCU), que facilita una serie de consejos en su página web para tener en cuenta antes de comenzar.

Lo primero, apuntan, es organizarse y hacer una planificación para abordar la tarea con total seguridad. También dedicar tiempo a definir bien la obra, identificar las necesidades que se tengan y las preferencias. Además, hay que tener claros los objetivos que se buscan con las obras o la reforma del hogar.

Para hacer reformas en casa sin problemas y reducir al mínimo los imprevistos que puedan surgir, la OCU aconseja no improvisar y valorar todas las implicaciones, como sacar el máximo partido a las cosas. Por ejemplo, si se va a cambiar el suelo del baño o de la cocina, quizá sea buen momento también para sustituir las viejas tuberías o la instalación eléctrica.

De esta forma, explican que “evitarás tener que levantar tu suelo nuevo” si más adelante es necesario.

Otra de las recomendaciones de la Organización de Consumidores es valorar varios presupuestos antes de contratar y tomar bien las medidas de la obra.

También hay que tener cuidado con los elementos estructurales de la vivienda y asegurarse de que los trabajos que se van a realizar no afectan a ninguno de ellos. “Así evitarás causar daños cuantiosos y difíciles de reparar”, afirman.

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta es asegurarse de si es necesario pedir algún permiso. Por ejemplo, las obras pequeñas no requieren de permisos especiales, pero a veces se necesita una declaración responsable, de lo que hay que informarse en el ayuntamiento. Lo que sí hay que comunicar en todos los casos son las obras que supongan un incremento de la superficie habitable, ya que esto afecta al valor catastral de la vivienda y al cálculo de impuestos como el IBI o el IRPF.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que si se tocan elementos comunes de la comunidad de propietarios, se necesita la aprobación de la comunidad.

Hacerlo todo legal, elegir una empresa seria y contar con algún documento firmado son otras de las recomendaciones que conforman el decálogo de la OCU para hacer obras en casa.