18 de abril de 2019
18.04.2019
Elecciones generales

Jordi Sànchez se abre a ser socio estable del PSOE y flexibiliza las líneas rojas

El propio Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull dejarán su escaño en el Parlament tras el 28 de abril

18.04.2019 | 12:25
Jordi Sànchez, durante una rueda de prensa desde prisión.

El cabeza de lista de JxCat al Congreso por Barcelona, Jordi Sànchez, ha abierto la puerta este jueves a que su formación se convierta en "socio estable" del PSOE de Pedro Sánchez tras el 28A y ha flexibilizado las líneas rojas para la investidura, sin renunciar al referéndum como "solución".

Sánchez ha protagonizado este jueves la rueda de prensa del ciclo electoral que organiza la Agencia Efe en Barcelona, en cumplimiento de una resolución de la Junta Electoral Central (JEC), que autorizó anoche al candidato de JxCat a participar en él desde el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) y por vía telemática.

Una rueda de prensa en la que ha ofrecido diálogo para solucionar el conflicto catalán y ha evitado lanzar reproches a ERC, a la que ha invitado a unir fuerzas después del 28 de abril para "condicionar" juntos la posible investidura del líder del PSOE.

Ha empleado los primeros minutos de su intervención para tender la mano a los socialistas y ofrecerse como futuro "socio estable" de un Gobierno de Pedro Sánchez si se acepta el referéndum.

Pese a las reiteradas negativas de los socialistas a avalar el derecho a la autodeterminación que reivindican los independentistas, Jordi Sànchez se ha mostrado "convencido" de que "el referéndum formará parte de la solución" y el PSOE lo "aceptará".

Sin embargo, posteriormente, al desarrollar sus argumentos, el candidato preso de JxCat ha flexibilizado las líneas rojas para una eventual investidura y no ha querido ser taxativo a la hora de situar el referéndum como condición previa.

En una mesa de diálogo, ha dicho, tendrá que estar el referéndum, aunque no necesariamente lo exigirán para "antes de la investidura".

"No estamos exigiendo un referéndum para que pueda ser investido Sánchez antes de la investidura, somos responsables, sabemos de las dificultades del sistema político español, pero no podemos aceptar que un candidato pida nuestro apoyo y no tenga la voluntad de aceptar las propuestas de solución que desde JxCat se ponen sobre la mesa", ha planteado.

Sànchez ha incidido en que el "referéndum debe poder formar parte de la mesa de diálogo" y, aunque JxCat "no impondrá la solución" antes de negociar, tampoco "aceptará restricciones ni limitaciones".

Ha subrayado que su formación no está pidiendo "la luna", sino que los catalanes "puedan escoger", por lo que ha pedido al PSOE "sentido de responsabilidad", porque "necesita encontrar un socio estable para garantizar" la gobernabilidad en estos cuatro años.

Su condición a los socialistas tras el 28A es que Pedro Sánchez asuma el "compromiso de que se pondrá manos a la obra para encontrar una solución que pase por las urnas, por un referéndum".

Pero ha evitado hablar de "líneas rojas", pues quien las pone, a su juicio, es el PSOE, aunque ha augurado que Pedro Sánchez acabará "modificando" su posición por "pragmatismo".

Lo contrario, ha avisado, representaría una "condena permanente" al "bloqueo" o una puerta abierta de los socialistas "a gobernar con la derecha", con el "riesgo" de que vuelva a aplicarse el artículo 155 de la Constitución si se da un alianza PSOE-Ciudadanos.

"Yo matizaría mucho las líneas rojas que Pedro Sánchez dice que tiene. Nosotros no tenemos líneas rojas, tenemos convicciones, no tenemos 'noes', tenemos voluntad de diálogo", ha afirmado el número uno de JxCat al Congreso, aunque ha puntualizado que actuarán con una "adhesión absoluta a lo que representó el 1 octubre", que es la voluntad de que la ciudadanía "se exprese en las urnas".

Ha incidido que JxCat quiere "formar parte del diálogo" y está dispuesto a generar "espacios de confianza" con Pedro Sánchez, pese a que "no haya cumplido con sus compromisos".

Pero ha remarcado que no habrá "cheques en blanco", ni le van a pagar "por adelantado", y ha advertido de que esta vez deberá haber "concreciones" para una solución que "pase por las urnas".

En esa hipotética mesa de negociación estará probablemente Podemos, ha augurado Jordi Sànchez, quien ha celebrado que apueste en su programa electoral por un referéndum catalán.

Pero habrá que ver, en su opinión, cómo Podemos "concreta esta solución" y si no queda "supeditada a otras materias".

Sànchez, Turull y Rull dejarán su escaño en el Parlament tras el 28A

Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, los tres candidatos presos de JxCat en las elecciones generales del 28 de abril, dejarán su escaño en el Parlament tras los comicios, para recoger el acta de diputados en el Congreso.

Así lo ha avanzado Jordi Sànchez este jueves en la rueda de prensa del ciclo electoral que organiza la Agencia Efe en Barcelona, en cumplimiento de una resolución de la Junta Electoral Central, que autorizó anoche al candidato de JxCat a participar en él desde el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) y por vía telemática.

Sànchez, número uno de JxCat por Barcelona, ha explicado que cuando el expresident Carles Puigdemont le pidió que se presentara como candidato al 28A, ya decidió comprometerse con este nuevo reto "con todas las consecuencias".

"Asumí que dejaré el escaño del Parlamento de Cataluña. No especularé con las listas electorales para no coger el escaño posteriormente", ha garantizado.

Eso mismo harán, ha afirmado, el número uno por Lleida, Jordi Turull, y el cabeza de lista por Tarragona, Josep Rull, ambos en prisión preventiva en Soto del Real y que afrontan, como Sànchez, el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo, que ya acordó su suspensión como diputados del Parlament.

"Hemos asumido que si somos escogidos, y lo seremos, querremos ocupar el escaño y actuar con absoluta lealtad con nuestros electores", ha asegurado Sànchez, que ha recalcado que "con el mandato de las urnas no se puede especular"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook