El impuesto temporal aplicado a la banca en España no tendrá un impacto neto sobre la solvencia del sector por el buen momento que atraviesa la banca, según el presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), José Manuel Campa, aunque ha reconocido que tendrá un efecto negativo para la industria.

"No creo que tenga un impacto neto en la solvencia de la industria", ha apuntado Campa en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, donde ha señalado, sin embargo, que la tasa tendrá un impacto negativo, ya que "es menos dinero que se queda en la industria y menos posibilidades de obtener solvencia".

En este sentido, el presidente del regulador europeo ha señalado que el impuesto supone un coste para la industria en un entorno donde ha mejorado la rentabilidad.

A nivel general, Campa ha destacado que el punto de partida del sector bancario es bueno a la vista de diversos parámetros: en nivel de capital, donde casi se mantiene en niveles récord, mientras que la liquidez es amplia y la rentabilidad se ha recuperado sustancialmente y está próxima aun RoE del 8%.

En este sentido, el presidente de la EBA ha recordado que a finales de enero la entidad lanzará sus nuevas pruebas de estrés con el objetivo de que sean "un ejercicio de construcción de confianza".

Asimismo, a pesar de la buena situación de partida de la banca europea en general, Campa ha recomendado a las entidades ser prudentes y realizar provisiones en un contexto dominado por la incertidumbre relacionada con la guerra en Ucrania, aunque las previsiones macroeconómicas sean ahora mejores que en verano.

Impuesto a los que cobran más de un millón

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha indicado este lunes que el hecho de que varios banqueros españoles cobren más de un millón de euros al año pone de manifiesto que está "claro" que es "preciso" establecer un impuesto sobre los beneficios extraordinarios del sector bancario.

Calviño, que asistió el desayuno informativo del presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha afirmado que está "claro" que el sector bancario tiene "margen suficiente" para que dicho impuesto temporal no se repercuta en una subida de los costes para los ciudadanos.

"La evidencia es clara y no entiendo cómo el PP no apoyó este gravamen. Espero que mañana convalide y apoye el decreto de medidas de diciembre (para controlar la inflación, como la rebaja del IVA de los alimentos), que son necesarias para el crecimiento económico", ha reiterado.

Por otro lado, la ministra ha recordado que el Gobierno aprobó en diciembre el decreto de medidas para controlar la inflación, que incluye la rebaja del IVA de los alimentos, y ha señalado que hay que ver cuál será el impacto de dichas medidas, aunque ha confiado en que se produzca "lo antes posible" una rebaja del precio de la alimentación.

Finalmente, sobre la subida del SMI, Calviño ha apuntado que el grupo de expertos ha puesto sobre la mesa una horquilla y ha deseado que los agentes sociales puedan llegar a un acuerdo que "oriente" al Gobierno en la toma de decisiones. La ministra se ha mostrado partidaria de encontrar una subida que permita seguir con el proceso "positivo" de creación de empleo y recuperar al mismo tiempo la capacidad adquisitiva de los salarios.