22 de enero de 2019
22.01.2019
Competencia

La CE multa a Mastercard por impedir la libre competencia

El importe de la sanción asciende a 570 millones de euros por violar las normas antimonopolio

22.01.2019 | 12:02

La Comisión Europea (CE) impuso este martes una multa de 570 millones de euros a Mastercard por obstaculizar el acceso de los comerciantes a servicios de pago con tarjeta transfronterizos más ventajosos, ofrecidos por bancos establecidos en cualquier punto del mercado único.

Esa práctica, que viola las normas comunitarias antimonopolio, permitió a Mastercard "elevar artificialmente los costes de los pagos con tarjeta, lo que perjudicó a los consumidores y a los minoristas", indicó en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Mastercard, el segundo mayor sistema de pago con tarjeta en el espacio económico europeo, permite a los bancos ofrecer servicios relacionados bajo marcas comunes: Mastercard y Maestro, explicó la CE.

Así, Mastercard actúa como una plataforma a través de la cual las entidades bancarias garantizan a los titulares de las tarjetas que se realizan los pagos o la transferencia de fondos a los bancos de los minoristas.

Cuando un consumidor utiliza una tarjeta de débito o de crédito en una tienda o en internet, el banco del minorista, llamado "banco adquiriente", paga una tasa de intercambio al banco del titular de la tarjeta, llamado "banco emisor".

El banco adquiriente pasa entonces esta tasa al comerciante minorista, quien la incluye, como cualquier otro coste, en los precios finales para todos los consumidores, incluso para los que no utilizan tarjetas bancarias en sus compras.

La Comisión señaló que Mastercard obligaba a los bancos adquirientes a aplicar las tasas de intercambio del país del comerciante.

Antes de diciembre de 2015, cuando la regulación sobre tasas de intercambio introdujo límites, estas tasas variaban considerablemente de un país a otro en el espacio económico europeo.

Como resultado, los vendedores en países con altas tasas de intercambio podían no beneficiarse de tasas más bajas ofrecidas por un banco adquiriente localizado en otro Estado miembro.

La CE abrió en abril de 2013 una investigación antimonopolio a Mastercard para evaluar si estas normas violaban las normas comunitarias y, en 2015, envió a la compañía un pliego de cargos con acusaciones formales.

La investigación arrojó que, a causa de las reglas de Mastercard, los comerciantes pagaban más en servicios bancarios para recibir pagos hechos con tarjeta que si hubieran tenido libertad para adquirir servicios más baratos.

Esto llevó a que los precios para minoristas y clientes subieran, se limitara la competencia transfronteriza y se impusiera una segmentación artificial en el mercado único, subrayó la CE.

La Comisión concluyó que Mastercard había vulnerado las normas de la UE, una infracción que concluyó cuando la compañía enmendó sus reglas con vistas a la entrada en vigor de la regulación sobre tasas de intercambio.

Por todo ello, la CE decidió sancionar el comportamiento de Mastercard, que cooperó con Bruselas al reconocer los hechos y la infracción, razón por la cual le concedió una rebaja del 10 % en la sanción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Bolsa, hoy

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags