05 de febrero de 2017
05.02.2017
Balonmano | División de Honor Plata

Inesperado e inexplicable

El MMT Seguros cae de forma sorpresiva ante Córdoba, en un partido irregular de los pistacho en el que los errores en ataque pasaron factura

06.02.2017 | 01:38
Inesperado e inexplicable

El MMT Seguros recibió ayer un serio toque de atención. El equipo zamorano cayó de forma inesperada ante un rival, el Cajasur Córdoba, que supo aprovechar mejor las armas con las que se presentó en el Ángel Nieto y logró imprimir al encuentro el ritmo que más le convenía en momentos decisivos ante unos "Guerreros de Viriato" que se mostraron precipitados y erráticos en muchas fases del partido, sobre todo en el aspecto ofensivo. Esta irregularidad impidió a los de Edu García Valiente conservar una renta que llegó a ser de cinco goles en la primera mitad (13-8), y lo cierto es que la suerte tampoco les acompañó en los instantes finales, cuando tuvieron en su mano la opción de arañar un punto ante unos cordobeses que sellaron su primer triunfo fuera de casa.

Con este resultado, los zamoranos se mantienen terceros en la tabla, a dos puntos del segundo, Palma del Río, que perdió en casa del Nava en otra de las sorpresas de la jornada, y a cinco de Teucro, que continúa líder de la División de Plata.

La tarde se presentaba como una fiesta para el Balonmano Zamora que contó con la presencia de los más de cuatrocientos niños que integran la Escuela Municipal y que se realizaron la foto oficial de la temporada. Sin embargo, desde los primeros compases se notó que algo no fluía como debía en el cuadro pistacho. Las acciones ofensivas eran demasiado precipitadas y eso llevó a protagonizar hasta tres ataques fallidos de forma consecutiva.

Sin ser mejores en ese aspecto, como demuestra el hecho de que ambos equipos solo sumaron un gol en sus respectivos casilleros en cinco minutos, los de Jesús Escribano mantenían un equilibrio en el marcador que Jortos, y después Peli, Maide y Mouriño parecieron romper cuando en el ecuador del primer tiempo el equipo protagonizó el primer arreón que pudo ser un punto de inflexión, pero los locales no lo aprovecharon. Con 13-8 todo parecía encarrilado, pero esa ventaja (la máxima de todo el partido) fue un puro espejismo. Los visitantes aprovecharon un nuevo bajón en el juego de los locales para sellar un parcial de 0-4 que significó el 13-12 con el que se llegó al descanso, y con mucho que mejorar.

El descanso pareció sentar bien a los integrantes del MMT Seguros. Tras posar con los más pequeños en la foto oficial de la Escuela Municipal el partido se reinició con los goles de Fafa y Peli que volvieron a dar aire a los locales. El equipo se vio cuatro arriba (17-13) y cuando todo volvía a parecer encauzado, se vino abajo tras nuevos momentos de dudas. Córdoba estaba consiguiendo parar el partido y rebajar el intenso ritmo que querían los zamoranos, para volver a acercarse peligrosamente en el marcador.

Además, los rivales sacaron petróleo de su superioridad numérica tras las exclusiones de Peli y Gastón Mouriño, que tensionaron en ambiente, y pusieron de nuevo el empate en el marcador, aunque llegaron a ponerse por delante (23-24) cuando restaban diez minutos de encuentro. El tiempo transcurría y a pesar de que se intentaba el equipo de García Valiente no conseguía imponer su superioridad y de nuevo los errores en ataque les estaban alejando de la victoria.

Con 25-25 se alcanzó al último minuto y con bola para los andaluces. Baena lideró a los suyos y puso el 25-26 cuando quedaban treinta segundos. Tiempo muerto local que se iba a jugar el posible empate pero salió cruz y el disparo de Jortos, tras jugada ensayada, fue directo a las manos del portero. Así, uno abajo (25-26) se llegó al final del encuentro con un MMT Seguros desolado por un tropiezo que no entraba en los planes y un Córdoba exultante por lograr en casa de uno de los aspirantes al ascenso su primer triunfo fuera de casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine