Tras dos victorias consecutivas y el parón obligado por el calendario, el CB Zamora Enamora llega a este tramo de la Liga en buena posición y con la opción de dar un paso casi definitivo hacia la permanencia ante el CB Morón en una jornada que, además, será el Día de la Cantera, donde la base azul se dejará ver en todo su esplendor. 

Erikas Kalinicenko admitió que en la plantilla están en buen momento gracias a la buena reacción que tuvieron tras la dolorosa derrota en Navarra. “Era un momento difícil porque jugábamos en dos de las canchas más difíciles (Melilla y Algeciras) y los sacamos adelante, mejoramos y a día de hoy lo seguimos haciendo”. Ahora toca otro “viejo conocido” como es Morón, equipo que tiene siete victorias y es décimo, posición que según el jugador del CBZ no corresponde con su nivel. “La situación en la que están en la tabla no se corresponde con el nivel de la plantilla que tienen, y la temporada que están haciendo no es la que les hubiese gustado. Han tenido partidos que se les han escapado por la mínima, y es una plantilla mucho más competitiva de lo que parece por la clasificación”.

Por eso, para ganarles, cobra importancia el nivel físico y la regularidad que puedan tener. “Es un equipo muy físico, y aparte en esta recta final los equipos se juegan todo y es un partido a vida o muerte para ellos”, añadió Kalinicenko.

Respecto a ellos mismos, dejó claro que el objetivo es “seguir mejorando cada día y llegar al final de temporada lo mejor posible, y dar nuestra mejor versión, si es en play-off, mejor”. 

Para Saulo Hernández, entrenador, esta jornada será especial porque además del partido del primer equipo, que él dirige, se celebra el Día de la Cantera, lo que supone la presencia de la base azul en el pabellón. "Es un día importante para el club. A nivel del primer equipo, las victorias fuera hay que certificarlas en casa porque sino no tienen valor, y ganar a Morón sería tener muy cerca la permanencia, y eso es el gran objetivo. Y después, es el día en el que se ve reflejado el trabajo de muchas personas que se encargan de que el club crezca". "Ojalá se pueda vivir un espectáculo en el que todos disfrutemos y brindemos una victoria a la afición".

Sobre el rival, estuvo de acuerdo con su pupilo y comentó que Morón le gusta. "Quizá no tiene una plantilla larga pero está en una posición que nadie esperaba en verano. Tienen grandísimos jugadores", algunos con pasado el LEB Oro o Manu Vázquez, ex del CBZ, y máximo reboteador de la categoría, entre otros valores. "La clave será ajustarnos a su nivel físico, porque es uno de los máximos de la categoría, y ser constantes", apuntó el zamorano.

En cuanto a las bajas, están las conocidas de Round y Morgan, y la duda de Pablo Marín que con un esguince no se sabe si podrá ser de la partida este sábado a partir de las 20.00 horas.