El CD Villaralbo ha dado un paso al frente en su objetivo de luchar por estar, y acabar la temporada, entre los tres primeros clasificados del Grupo B de la Regional de Aficionados. Así, el club azulón ha movido ficha en los últimos días y ha logrado la incorporación del portero zamorano Miguel del Río, que desembarca en la entidad villaralbina dispuesto a ayudar y subir el nivel a una plantilla que pasa por sus momentos más bajos del curso.

El ex del Zamora CF es un meta de sobra conocido por los jugadores que ahora mismo defienden la camiseta villaralbina (con algunos de ellos ha compartido incluso vestuario) y por la afición, que le ha tenido enfrente en muchos encuentros, y ahora pasa a su propio bando.

Formado en las categorías inferiores del Zamora CF, donde llegó a formar parte del primer equipo, el meta cuenta con una amplia trayectoria a sus 31 años. Ha pasado por equipos como el Palencia Cristo Atlético, La Roda, Tarancón, UD Llanera o Salamanca CF, donde ha militado los primeros meses de la campaña. Desde ese momento, el cancerbero ha estado entrenándose con el Villaralbo para no perder ritmo y estado de forma, pero ya es oficialmente un jugador más del equipo.

Desde este próximo fin de semana estará disponible, si así lo considera el entrenador, para debutar, aunque ahora Pablo Gil tiene tres porteros donde elegir: Miguel, Félix y Ángel Lázaro.