Acabó sufriendo Zamora Enamora en la cancha de Clínica Ponferrada SDP para hacerse con el triunfo en un final complicado e inesperado. Inesperado porque al descanso los de Saulo Hernández, tras una gran primera mitad, ganaban de 20 puntos. Sin embargo, en la segunda mitad el cansancio pasó factura a los zamoranos ante un equipo berciano que se fue creciendo y recortando distancias para colocarse a 6 puntos a un minuto y medio del final, aunque a la hora de la verdad Zamora Enamora consiguió frenar la reacción local.

Salió muy enchufado Zamora Enamora a la cancha, con una sólida defensa en zona que le ocasionó muchos problemas al siempre complicado Clínica Ponferrada SDP. Los locales lo intentaban, pero no conseguían posiciones cómodas de tiro y sus lanzamientos fallidos acababan siempre en manos de un Zamora muy acertado en el rebote defensivo que evitaba así segundas opciones del rival y conseguía salir con velocidad al contragolpe. Con todo, los de Saulo Hernández no tardaban en abrir la primera brecha en el luminoso (0-6, minuto 2).

Pero los bercianos conseguían reaccionar con un triple que les abría el camino. Los lanzamientos lejanos daban aire al Clínica Ponferrada SDP, mientras que Zamora Enamora pasaba por sus peores momentos y con las primeras rotaciones perdía el sitio y veía como los locales le daban la vuelta al marcador (9-6, minuto 4). Reajustó su defensa el equipo zamorano y frenó la escapada local. Mientras, Yates, con cuatro puntos consecutivos y un triple de Odoch volvían a poner en órbita a los visitantes, que prolongaban su parcial favorable hasta el 2-15, llegando al final del primer cuarto con 10 puntos de ventaja (11-21).

El equipo de Saulo Hernández no levantaba el pie del acelerador. Los zamoranos apretaban los dientes en defensa y apenas dejaban espacio a su rival, presionando bien la salida de balón de los locales y, sobre todo, recuperando muchos balones tras los tiros forzados a los que se veía obligado el conjunto berciano. Así, seguían aumentando diferencias al inicio del segundo cuarto (11-25).

Un triple de Hierrezuelo daba algo de aire a Clínica Ponferrada SDP, y él mismo conseguía anotar dos nuevos puntos que parecían marcar un cambio de dinámica (16-25), pero se rehacía pronto Zamora Enamora, que aumentaba de nuevo la intensidad de sus acciones defensivas para firmar un 0-7 que le llevaba a doblar a los locales en el marcador, obligando al técnico de los bercianos a pedir tiempo muerto a falta aún de 4´47 para el descanso (16-32).

El equipo local lo intentó y un triple de Wilson tras el tiempo muerto parecía que le devolvía la esperanza, pero una vez mas Zamora Enamora estuvo atento a cualquier atisbo de reacción local y, lejos de relajarse, apretó aún mas. Los 17 rebotes defensivos capturados por los de Saulo Hernández seguían marcando las diferencias e impedían a Clínica Ponferrada meterse en el partido ante un rival que, además, perdonaba poco en el otro aro , firmando en este cuarto otro parcial de 11-21 que le permitía irse al descanso con 20 puntos ya de renta (22-42).

Pero Clínica Ponferrada lo intentó tras el descanso. Los locales apostaron por una presión en toda la pista que dio frutos y cortó de raíz el ataque de Zamora Enamora. Los de Saulo Hernández sufrían y, salvo dos tiros libres anotados al inicio del cuarto, no consiguieron ver aro durante los primeros cuatro minutos del cuarto. Mientras, aún con problemas y con mucho esfuerzo, los bercianos conseguían firmar un parcial de 7-0 que les daba algo de esperanza (29-44).

Un triple de Hustak puso fin a la sequía visitante, pero los zamoranos seguían sin encontrarse cómodos y mediado el cuarto Saulo Hernández paraba el partido en busca de un revulsivo (34-49). Pero no lo encontraban. Cierto es que ahora Clínica Ponferrada sufría mas para encontrar lanzamientos cómodos, pero Zamora Enamora tampoco atacaba con fluidez y el rival logró colocarse a 13 puntos a 2´25 para el final del cuarto (42-55). De ahí al final, sin embargo, los zamoranos secaron el ataque local para, desde la línea de tiros libres, volver a tomar aire (45-63).

La dinámica del partido no cambió en el inicio del último cuarto. Los locales apretaban con todo y Zamora Enamora sufría, aunque conseguía mantener su renta por encima de los 10 puntos (57-67, minuto 35). Pedía tiempo muerto el técnico zamorano, pero no conseguía revertir la situación y Clínica Ponferrada seguía acortando distancias. Los zamoranos defendían con todo, aunque los locales sacaban provecho de sus tiros libres y a 1´24 del final se colocaban a 6 puntos (62-68), aunque consiguió aguantar el conjunto zamorano para anotarse el triunfo.