Dos de los encuentros de la jornada en la Liga Regional de Aficionados con protagonismo zamorano se disputan esta misma tarde y, en ambos, los representantes de la provincia cuentan con opciones de sumar tres puntos importantes con los que seguir mirando a la zona alta de la clasificación.

Tanto Zamora B como Benavente juegan hoy como visitantes a partir de las 16.00 horas y si bien encaran el envite con el mismo objetivo, pocas más similitudes presentan a priori sus encuentros.

El Benavente viaja hasta el Municipal “La Caldera” para enfrentarse a un Atlético Mansillés que, al igual que los “tomateros”, se encuentra en la zona templada de la tabla. Los dos equipos acumulan 17 puntos en su haber y ambos se presentan al choque tras perder su último partido.

La formación de Santi Redondo confía en que la buena imagen mostrada en La Rosaleda ante el CD Laguna, líder que evitó el tropiezo en Benavente en el último suspiro, se prolongue en casa de un rival que como local ha flojeado con dos victorias en cinco partidos.

Por su parte, el Zamora CF B también se desplaza. En su caso, a la vecina Valladolid para enfrentarse a un Villa de Simancas que se presume un adversario asequible para el filial rojiblanco.

El conjunto de Marchena se encuentra en la séptima posición de la tabla y está a tiempo de engancharse a pelear por cotas mayores. Para ello, tras recuperar la senda del triunfo, está obligado a no fallar ante el cuadro pucelano. Un rival que es el colista de la liga con solo cinco puntos en su haber y cuyo último punto lo sumó a principios de octubre, hace nueve jornadas.