El Caja Rural Atlético Benavente viaja hoy a tierras catalanas para enfrentarse al filial del FC Barcelona, un adversario de gran potencial al que espera poder superar con sus armas pese a la delicada situación deportiva por la que atraviesa el equipo blanquiazul.

Con cuatro jugadores de los que componían la plantilla fuera de la dinámica del grupo y sito en puestos de descenso, el Caja Rural Atlético Benavente necesita y mucho los puntos en juego hoy. Tanto para ganar confianza como para acercarse a esos puestos tranquilos que todavía están a una victoria de distancia.

Para ello, Chema Sánchez confía que su equipo hoy sea capaz de mostrar “el alto nivel de las sesiones de entrenamiento” en las que, bajo su punto de vista, “se trabaja con esa actitud que faltaba en las últimas semanas y queríamos recuperar”. “Estamos muy contentos con los jugadores que están ahora mismo en la dinámica del equipo y el nivel que se muestra en el día a día”, comenta el técnico, apuntando que “el grupo llega bien preparado al partido tras una buena semana de entrenamientos”.

El equipo está muy enfocado en intentar minimizar las fortalezas del rival que nos vamos a encontrar y tratar de sumar puntos compitiendo con nuestras armas”, indicó Sánchez. Unas virtudes, las del FC Barcelona B, que según apuntó el propio entrenador no son pocas. “Nos vamos a enfrentar a un equipo de gran talento, con varios jugadores internacionales Sub-21 o campeones de Europa como Tapias. Un rival que es muy agresivo en defensa, sale bien en transición y tiene un gran juego de tres, especialmente con Nico Marrón, y cuenta con jugadores para desbordar en el uno para uno”, destacó el entrenador blanquiazul.