Saulo Hernández, entrenador del CB Zamora Enamora, comentó en rueda de prensa que, bajo su punto de vista, el Baskonia (su próximo rival) "acabará la liga entre los ocho primeros" pues cuenta con un importante potencial en sus filas. Un argumento que le hace pensar que la contienda, pese a "la buena dinámica" de los suyos, será "muy complicado".

"Si, la intención es alargar la buena racha este fin de semana pero mis sensaciones no son las mismas que en las dos semanas anteriores", comentó el entrenador asegurando que su temor reside en que "los resultados han sido buenos y eso puede hacer pensar que no es necesario dar el 100% o nuestra mejor versión para ganar en casa del último clasificado y eso es irreal". "Lo que es real es que Baskonia ha hecho un equipo que, en las quinielas de todos los entrenadores, estaba entre los principales candidatos a luchar por ascender", destacó Hernández, asegurando que si bien "es positivo gozar de buenos resultados y ver que el trabajo diario da sus frutos", eso puede invitar a confianzas que "preocupan" antes de cada partido.

Saulo Hernández aseguró que el equipo sigue "con problemas para entrenar día a día" debido a las bajas pero considera que la situación es "parte de la rutina de un equipo profesional" y espera que, al igual que ante La Roda, acabe por no notarse demasiado en pista. No en vano, el rival no es otro que un colista venido a más tras plantar cara en su última visita a Navarra.

"Han empezado mal y cambiado de entrenador, pero son un gran equipo y ahora con Hoyo en el banquillo, que lleva muchos años en categorías FEB y ha dirigido a varios de los jugadores anteriormente, serán un rival muy difícil. Sin ir más lejos, entraron al último cuarto en Navarra ganando de 13 puntos. Es verdad que acaban perdiendo pero somos muy conscientes de la dificultad que entraña el partido", explicó el entrenador de un CB Zamora Enamora que este fin de semana se espera "al mejor Baskonia" como adversario.