Nneka Ezeigbo, una de las jugadoras más brillantes de la Liga Challenge, señaló en rueda de prensa que para ella ese apartado individual está por debajo del valor que tiene Recoletas Zamora y su bienestar en la liga. Para la pívot, que afronta esta competición tan cargada de partidos con naturalidad, el equipo es lo más importante.

"Me siento bien. Creo que no es nada fuera de lo habitual, es algo normal en esta temporada. Quizá haya pocos días de preparación pero el objetivo es el mismo para nosotras, sacar el partido adelante a base de trabajo", comentó la pívot sobre el exigente calendario del torneo, señalando sobre el próximo rival: "Ardoi es un buen equipo, pero no importa si es el peor o mejor equipo de la liga. Independientemente del rival, nosotras tenemos que fijarnos en nuestro equipo. Si nosotras hacemos bien lo que tenemos que hacer, jugar contra el peor o el mejor no es algo que pueda influir demasiado".

Teniendo en cuenta sus grandes números este curso y su trascendencia en la liga, Ezeigbo valoró la importancia relativa de sus cifras y que el verdadero premio de sus puntos, rebotes o asistencias está en sumar para el Recoletas Zamora. "Mi equipo es, por supuesto, más importante que mis números. Está claro que los números son importantes para las jugadoras y para mí es importante hacerlo bien a lo largo de la temporada pero no pienso en ello habitualmente y menos en pista. No miro si tengo diez o quince puntos porque lo importante es ayudar al equipo a ganar. Al final de la jornada, ganar es lo que más importa", subrayó.