Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Liga Challenge

Recoletas Zamora - Horta Lima de Barcelona: El CD Zamarat se reencuentra con el triunfo

Las naranjas superan a Lima Horta de Barcelona en el Ángel Nieto (66-50)

Ezeigbo, en un momento del partido J. L. F.

El CD Zamarat pudo reencontrarse este martes con el triunfo (66-50), y lo hizo en casa y ante su público más fiel, y es que el encuentro coincidió en buena parte con el de la Selección española de Fútbol de octavos de final del Mundial.

Conscientes de la necesidad de victoria para resarcirse del tropiezo en Melilla, el Recoletas Zamora tenía clara la necesidad de salir a por todas en feudo propio frente a un rival de la zona media como es el Lima Horta de Barcelona que sabían no se lo iban a poner nada fácil. Fue Ezeigbo la encargada de estrenar el marcador que a las primeras de cambio ya reflejaba un 4-0 que acortaron las visitantes desde la línea de tres. De nuevo la fortaleza defensiva iba a ser clave y eso lo sabían las naranjas que no estuvieron todo lo finas que se podía esperar en los primeros compases, dando vida a las visitantes. Tanto es así, el Lima Horta llegó a dar la vuelta al marcador con una mínima ventaja que despertó las alarmas en el cuadro local (6-7, min. 3). Soriano ampliaba renta para las suyas ante un Zamarat frío al que le costaba carburar. Se llegaba al ecuador del primer cuarto y el Recoletas pisó el acelerador. Una nueva canasta de Ezeigbo y un triple de Lahuerta daba la máxima ventaja hasta el momento (15-11) mientras que los entrenadores empezaban a mover el banquillo con rapidez para dar frescura al juego de las suyas. El Zamarat imponía ritmo y rapidez en su juego, algo que daba resultados para ampliar brecha y ponerse 7 arriba con un nuevo triple de Lahuerta, obligando al técnico rival a pedir tiempo muerto (18-11, min. 7). A estas alturas, las de Vasconcelos ya estaban lanzadas y empezaban a fraguar su triunfo para cerrar el primer cuarto con un 22-13 en el marcador.

KNEZEVIC, EN EL PARTIDO J. L. F.

Se reinició el encuentro con una preocupante falta de efectividad de ambos equipos. Casi dos minutos tuvieron que pasar para ver las primeras canastas de este segundo parcial, dos libres que convirtió Isa Latorre a los que siguió otra canasta de Santana que permitió al Recoletas doblar en puntuación a su rival (26-13). La preocupación en el banquillo catalán era evidente, y su técnico volvió a parar el partido viendo que se les escapaba. Sin cuajar su mejor actuación, a las locales les estaba valiendo, pero aun así trataban de mejorar sus prestaciones y evitar sorpresas. El equipo zamorano quería romper el partido antes del descanso y verse 16 arriba era buena señal (31-15, min. 15). Ezeigbo volvía a ser un quebradero de cabeza constante para las foráneas que no encontraban el camino a canasta mientras el Recoletas crecía desde la defensa hasta el 38-23 con el que se llegó al descanso. 

Vuelta a la cancha

La reanudación del encuentro fue lo opuesto a lo vivido anteriormente, con un Horta Lima que se veía obligado a dar un paso al frente ante un Zamarat más errático en ataque. Prueba clara es que las locales fallaron varios tiros en este reinicio de partido y estuvieron más de dos minutos y medio sin anotar, aunque es cierto que el triunfo nunca estuvo en peligro. Lo que había entrado en los primeros minutos ahora se fallaba y las visitantes conseguían rebajar la barrera de los 10 puntos (40-31, min. 25). El Recoletas empezaba a cargarse de faltas, un hecho que iba a ser determinante hasta el final pero, al menos, conseguía hacer frente a su sequía anotadora.

15 arriba (51-36) se afrontó el último tramo de juego en el Ángel Nieto. Vicky Llorente ampliaba la renta nada más comenzar, y Lima contestaba. La igualdad y el intercambio de golpes fue una constante hasta que en el minuto 36 el Recoletas subió el nivel y se puso 18 arriba, una renta que debía ser suficiente. Sin embargo, quedaban cinco minutos en los que Lima iba a quemar todas las naves, aunque las ideas empezaban a desvanecerse sobre el parqué, y las zamoranas ya era absolutas dominadoras.

Santana golpeaba de nuevo (60-40) y ya era cuestión de gestionar esa ventaja y esos minutos finales. Se pudo cerrar una nueva victoria coral del Recoletas en la que todas aportaron en el definitivo 66-50.

Compartir el artículo

stats