El Recoletas Zamora no quiere confianzas en el partido que disputará esta tarde (17.30 horas) contra un Melilla que, pese a ocupar el último puesto de la clasificación de la Liga Challenge, tiene capacidad para derrotar a cualquier rival y más en su cancha. El propio entrenador naranja, Ricardo Vasconcelos se ha encargado de advertir a sus jugadoras que el de Melilla es un partido con poco que ganar y mucho que perder, lo que puede ser un arma de doble filo, y basta con recordar lo caro que el Zamarat pagó las derrotas no previsibles en la temporada pasada.

Vasconcelos es consciente además de lo importante que será la más que posible baja de la brasileña Nany Carvalho que arrastra una ciática que le ha impedido retomar los entrenamientos tras el parón por la ventana del Eurobasket. Además seguirá sin poder debutar todavía la catalana María Barneda aunque su reaparición parece estar ya muy cerca y podría producirse incluso antes de las Navidades.

El Recoletas perdió el liderato en la pasada jornada tras la victoria del Baxi Ferrol que regresa al primer puesto que había ocupado desde el comienzo de la Liga y que se está mostrando también muy fuerte en la lucha por esa plaza que da derecho al ascenso directo. No cabe duda de que los dos partidos entre ambos, que se producirán en la última jornada de las dos vueltas, serán decisivos, siempre que no se vuelvan a producir sorpresas como las que han sufrido ya los dos favoritos. Porque, además, el Joventut de Badalona se mantiene al acecho y en cualquier momento podría darles un disgusto a los dos favoritos.

Paulino Puerto, entrenador del La Salle Melilla, reconoce que el Recoletas posee una plantilla que “está haciendo muy buen baloncesto y creo que va a ser un partido complicado, como lo han sido los últimos en casa, pero con la llegada de Sofie y el trabajo que están poniendo todas las jugadoras, creo que vamos a estar muy preparadas para dar un gran espectáculo al público que venga a vernos para conseguir la segunda victoria que se nos está resistiendo”. La danesa Sofie Preetzmann, ala pívot, regresa a Melilla donde jugó hace dos años antes de pasar por Alcobendas y hoy podrá debutar contra el Recoletas. Además, hace un mes se incorporó al Melilla la experimentada Patricia Benet que jugó la pasada campaña en el RACA granadino. Las jugadoras más valiosas del equipo melillense son la serbia Bojana Stevanovic, y la canaria Laura Fernández.