La brasileña Nany Carvalho está practicamente descartada por una ciática para el partido del sábado en el que el Recoletas Zamora retomará la competición liguera enfrentándose a un Melilla que llega situado en el último puesto de la clasificación pero al que el conjunto naranja prestará toda la atención, consciente de que el equipo norteafricano tiene capacidad para dar la sorpresa ante cualquier rival: “Melilla está compitiendo bien, ha incorporado a una jugadora más y es una plantilla buena -explicó ayer Ricardo Vasconcelos, entrenador del Zamarat- aunque a la hora de defender no lo están haciendo tan bien como quieren. Han tenido mucho tiempo para preparar este partido y creo que va a ser un riva duro y difícil porque necesita victorias, juega en su casa y tiene una plantilla mucho mejor de lo que parece. En cualquier momento puede reaccionar y venir arriba”.

Ricardo Vasconcelos no le da ninguna importancia a que su equipo perdiera el primer puesto de la clasificación tras la última victoria de Ferrol: “No le doy ninguna importancia porque es demasiado pronto para hacer cuentas y llevamos poco más de un tercio de la competición. No me preocupa ser primero o segundo, hay que jugar bien y tenemos un partido bastante difícil en el que tendremos que dar nuestra mejor versión. Es un equipo que ha hecho dos fichajes y en cualquier momento puede empezar a ganar partidos”.

“En teoría habrá sido bueno el parón porque llevábamos muchos partidos seguidos en poco tiempo y estábamos bastante cargadas mental y físicamente. Pero lo que pasa con los parones es que el cuerpo se acostumbra a hacer poco, te cuesta volver, y la peor semana de trabajo es siempre la que viene después de las vacaciones. Cuesta volver al mismo nivel de antes, y en eso estamos”.

El entrenador del Recoletas reconoce que el largo y complicado viaje a Melilla va a ser una complicación más: “Esas cosas también tienen su influencia pero somos profesionales y tenemos que ser conscientes de que es así y de que el viaje no puede ser una escusa”.

Vasconcelos insistió en el peligro de este partido: “Hemos hablado en el vestuario que es un partido en el casi solo lo puedes hacer mal. Si lo ganas, es lo normal, y si lo pierdes es que lo has hecho muy mal. Es una clase de partidos en los que nunca tienes la sensación de que estás haciendo bien tu trabajo. Tenemos que estar muy atentos y no te puedes relajar ni un segundo”.

El entrenador del Recoletas advierte que “hay que defender muy bien porque es un rival que mete muchos puntos y tendremos que explotar esos dos o tres detalles que creemos que hacen mal. Tenemos que saber que es un equipo que puede anotar desde muchas posiciones”.

A la más que probable baja de Mariana Carvalho, se sumará la de María Barneda que todavía no está recuperada de la dolencia que le ha impedido jugar hasta ahora.