Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Balonmano | División de Plata

Burgos no pudo sentenciar al Balonmano Zamora Enamora hasta el final

El equipo pistacho rindió a un alto nivel en el debut de su nuevo entrenador

Pancho, en un lanzamiento a puerta.

Fran González debutó en el banquillo del Zamora Enamora con una dura derrota por 30-34 que el Burgos, uno de los mejores equipos de la Liga, tuvo que trabajar duramente ya que no pudo sentenciar a los pistacho hasta los instantes finales del partido. Pese a todo, la imagen dada por el BM Zamora con su nuevo técnico fue buena, sobre todo, porque siempre estuvo dentro del partido frente a un gran rival.

El Zamora Enamora había iniciado el partido por detrás en el marcador, pero esta vez supo mantenerse siempre cerca de su rival en el marcador y en todo momento se mantuvo dentro del partido con desventajas mínimas.

El nuevo entrenador, Fran González había prometido más velocidad en la circulación del balón y sus jugadores le hacían caso frente a un rival que pronto demostró un enorme poderío y en el que figuraban dos jugadores bien conocidos por la afición zamorana como son Dalmau y Andrés. 

Ambos rivales defendía con 6/0 pero pronto pudo comprobarse que el San Pablo encontró claras puertas de entrada por los extremos por donde comenzaron a llegar sus goles que le permitían llevar la delantera en el marcador. Afortunadamente, el la portería Víctor Do Val demostró pronto lo buen portero que es y gracias a él, el Zamora Enamora se mantenía con vida y tras ir perdiendo por hasta tres goles, inició un periodo de sucesivas igualadas a 7, 8, 9 y 10 goles gracias al buen trabajo de recuperación y a la eficacia de David Horcajada por su ala. En el minuto 16, Burgos sufría su primera expulsión pero los pistacho no supieron aprovecharla para tomar la delantera.

Fran González pidió un tiempo muerto en el minuto 21 para dar oxígeno a sus jugadores, pero no consiguió gran cosa porque sus jugadores comenzaron a fallar lanzamientos fáciles que en parte fueron subsanados por Do Val, que llegó a las ocho paradas al descanso con 14-17.

Fran González encontró la tecla durante el descanso y consiguió frenar en seco a Burgos que ya no lo tenía tan sencillo para marcar desde los extremos. Y el Zamora Enamora siguió sustentado sobre un Do Val imperial que llegó a las 13 paradas en los siguientes cinco minutos en los que apareció un gran Pancho Viella para marcar tres goles y poner por delante al equipo zamorano por primera vez en el partido.

Ventajas locales

Los pistachos se fueron a dos goles y supieron mantener la ventaja en un principio aunque Igor Karlov siguió castigando la potería zamorana. 

Burgos, sin embargo, no daba un balón por perdido. Cubillas pasó a ser el gran protagonista buscando huecos por todas las zonas del ataque para poner el 23-21 poco antes de que Jaime González fuera expulsado. 

Zamora Enamora logró superar la inferioridad sin perder los dos goles de ventaja y Burgos acusaba claramente el desgaste físico. 

El partido siguió al rojo vivo y Burgos lograba recuperarse y empatar a 24, primero, y firmar el gol 25 que obligó a Fran González a pedir un tiempo muerto para reorganizar al equipo pistacho con dieciséis minutos por delante. 

Volvió a empatar el Zamora Enamora, pero Burgos no cedía y mostraba la veteranía de sus principales jugadores. Además Guille era expulsado por dos minutos aunque también Dalmau tuvo que sentarse poco después en el conjunto visitante. Fran González se la jugó jugando sin portero y Burgos hizo lo propio. Víctor do Val seguía brillantísimo y Andrés reestableció la igualada con el 27-27 en el minuto 49.

Burgos se acostumbró a los dos goles de ventaja con tres marcados por Dalmau por una brecha abierta en la defensa zamorana por el centro. Burgos supo dejar correr el reloj y los árbitros comenzaron a poner de muy mal humor a la afición zamorana. Dos goles a falta de tres minutos para el final era una desventaja importante (30-32) pero había que intentarlo. Guille sacó un penalti que le detuvo a Cubillas el portero visitante, Ibraim. Pero David do Val completó su noche inolvidable parando un nuevo penalti que el Zamora Enamora no supo aprovechar y Dalmau le sentención marcando a puerta vacía el 30-33.

Compartir el artículo

stats