Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Fútbol | Segunda RFEF

Yago Iglesias cumple un año de altibajos en el Zamora CF

El equipo rojiblanco ha vivido doce meses de gran irregularidad de la mano del entrenador gallego

Yago Iglesias da instrucciones desde el banquillo. | Area 11

Yago Iglesias cumplió ayer un año en el banquillo del Zamora CF, un año que se ha caracterizado por una enorme irregularidad en los resultados del equipo, doce meses en los que se pasó de una situación muy complicada cuando el técnico coruñés relevó a David Movilla, a una cómoda situación en la tabla a mitad de temporada. Sin embargo, el conjunto rojiblanco volvería a bajar su rendimiento en la recta final de la pasada campaña para terminar descendiendo. Esa irregularidad se mantuvo con la nueva temporada en Segunda RFEF y si en la pretemporada el equipo parecía imbatible incluso para rivales de superior categoría, con el comienzo de la temporada oficial se produjo una caída en picado que le llevó a ocupar puestos de descenso, pero finalmente, Iglesias encontró la tecla y ha conseguido que el Zamora protagonice una brillante racha de buenos resultados que le han llevado a ocupar una cómoda situación intermedia en la clasificación, que puede mejorar sensiblemente si mantiene el rendimiento de los últimos partidos.

Iglesias arribó al Zamora CF el 23 de noviembre de 2021 para sustituir a David Movilla y con el equipo situado en la cola de la clasificación y su debut no fue bueno porque encajaba una clara derrota en su visita al Real Unión (2-0), pero la eliminación del Extremadura en la Copa del Rey supuso el primer signo de que Iglesias tenía capacidad para cambiar el rumbo del Zamora que comenzó a sumar en la Liga con sendos empates en Almendralejo y contra la Cultural Leonesa, para terminar el año remontando contra el Valladolid Promesas (1-3). 2022 comenzó con victorias frente a Unionistas y Talavera que supusieron salir de los puestos de descenso.

El club había afrontado una importante reestructuración de su plantilla, tal vez excesiva, con importantes bajas como las de Íñigo Piña, Vallejo, Coque o Astray, entre otros, y fichajes de todos los colores: Pau Torres, Jordan, Molina, Yanis, Assane o Dongou.

Pero las cosas volvieron a complicarse, el equipo no encajó bien la derrota en el último minuto contra el Deportivo (1-2) aunque sumó un punto en sus siguientes partidos en Calahorra y en el Ruta contra la SD Logroñés. Y la caída en picado comenzó con las derrotas en Lezana contra el Bilbao Athletic y en Zamora ante el Sanse. Llegó un esperanzador empate en Badajoz pero volvería a caer en el Ruta contra el Dux madrileño. No pudieron ganar los rojiblancos tampoco en Santander contra el líder que terminó ascendiendo, pero volvieron a coger ánimos tras derrotar a un potente Celta B en Vigo pero no pudieron pasar de la igualada en casa contra Talavera. Perder contra Unionistas fue otro duro revés para un equipo que ya era consciente de la delicadísima situación que atravesaba.

Pese a todo, el Zamora de Yago Iglesias lograba un prestigioso triunfo en Ferrol que volvió a quedar empañado por el empate en el Ruta a la semana siguiente contra el Tudelano. También terminó en empate la visita a la Cultural Leonesa, y el descenso se consumaba contra la UD Logroñés en Las Gaunas (1-4).

Pese al duro mazazo para un equipo cuyo objetivo inicial había sido luchar por el ascenso a la Liga Profesional, el Club decidió renovar al entrenador de Ribeira que comenzó pronto a trabajar junto al secretario técnico, César Villafañe, para renovar la plantilla de cara a la Segunda RFEF, y la renovación fue casi total. Esta vez la apuesta se inclinó más hacia jugadores con experiencia, sobre todo en puestos decisivos.

Nueva temporada

Y con buenas sensaciones comenzó la pretemporada en el pasado verano con un Zamora que ganaba seis partidos seguidos confirmando las expectativas que había creado el Club que se marcaba como objetivo el ascenso.

Pero todo este optimismo se vino abajo en cuanto comenzó la Liga con derrota en la visita a Talavera, y aunque los rojiblancos se proclamaban campeones de la Copa Federación en su fase autonómica, volvían a perder en Laredo. Pareció que el equipo iba arrancar definitivamente tras conseguir una nueva victoria con remontada 3-1 contra el Rayo Cantabria, pero llegaron nuevas derrotas ante Valladolid Promesas y Marino de Luanco.

Entre semana, el equipo de Yago Iglesias eliminaba al Bergantiños en la Copa aunque volvía a las andadas contra el Compos y también quedaba eliminado contra el Arenteiro de la competición copera. Tomó de nuevo oxígeno el equipo ganando en Burgos pero el 2-3 en el Ruta ante Ourense sirvió para tocar fondo porque el equipo comenzó de nuevo a puntuar, primero empatando en Langreo, luego ganando al filial del Oviedo, goleando al Guijuelo y sumando tres puntos más en Lugo para situarse ya a tiro del play off, aunque todavía los puestos de descenso estén muy cerca también.

Compartir el artículo

stats