El entrenador del CB Zamora Saulo Hernández dijo tras el encuentro que “espero que se nos conceda el beneficio de la duda, a quince días de comenzar la Liga, del nivel que podamos alcanzar. Hoy en la segunda parte hemos visto, al menos a nivel de corazón y de pasión, lo que estamos acostumbrados a ver en este equipo y que eso no se debe perder nunca”, y tras felicitar a Ponferrada, aseguró que “nosotros hemos salido a pasar la tarde del domingo haciendo lo que nos gusta. No dejamos de insistir que no se pueden regalar ni acciones ni minutos al rival, algo propio de jugadores jóvenes y tenemos que arreglarlo”.

Saulo Hernández quiso recalcar, sin que sonase a escusa por la derrota, que los árbitros “no nos han dejado al final tener la oportunidad de ganar. A lo mejor hubiésemos perdido igual pero han tenido, bajo mi punto de vista, errores complicados de entender en momentos claves. Al final son unos actores tan importantes en el juego como nosotros. Entiendo que habrá otros días que nos pase a nosotros lo mismo, pero al revés. Fueron muchas cosas, me entristece la sensación de que determinados fallos seguidos en los últimos minutos no nos dejasen la oportunidad de poder ganar el partido”.