Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Balonmano

Jortos, jugador del Balonmano Zamora Enamora: “Mi entrenamiento ahora será recuperarme”

El lateral, que se sometió ayer a una resonancia magnética, desconoce todavía el alcance de su lesión de rodilla

Jortos, tremendamente dolorido, en el suelo tras lesionarse su rodilla derecha ante Valinox Novás. | Ana Burrieza

Corría el minuto 22 de partido en el Ángel Nieto el pasado domingo cuando Jortos recibía una falta y se iba al suelo. No era la primera vez que el lateral caía al parqué en el duelo de Copa del Rey entre Balonmano Zamora Enamora y Valinox Novás pero sí sería la última pues, en esa acción, el “10” pistacho sufriría una lesión que le impediría continuar. Una dolencia que, a falta de diagnóstico oficial, parece que tendrá al lateral fuera de juego durante una larga temporada.

El vallisoletano se sometió ayer a una resonancia magnética cuyos resultados podrían conocerse a mediados de la próxima semana y que determinarán el tiempo de baja y el camino a seguir por el jugador en la recuperación.

Por ahora, Jortos está “tranquilo” y reconoce que, aunque se pone “un poco en lo peor” y cree probable que pueda tener “algo roto”, no tiene “ninguna sensación” que le evite pensar en todo lo contrario. Y es que, aunque el lateral es todo un veterano y ha sufrido múltiples lesiones, asegura no haber sufrido “nunca una en la rodilla” como esta última y desconoce el alcance de su posible dolencia. “Por ahora solo sé que tengo la rodilla inflamada y que no puedo apoyar la pierna”, resalta.

Dolor y serenidad sobre la pista

En cuanto a la acción de su lesión, Jortos reconoce que no ha pensado mucho en ella y que, en pista, “tras esa puñalada de dolor enorme de los primeros segundos” lo primero en lo que pensó fue en “acortar plazos” y tratar de ganar tiempo para recuperarse lo antes posible. “Una vez me senté en el banquillo tuve la calma suficiente como para pensar que lo mejor que podía hacer era irme al centro médico para que me atendieran”, asegura, reconociendo que “después, ya en frío, piensas en tu vida diaria, en el equipo y en el partido”.

Con esa misma serenidad, el vallisoletano aguardará paciente el resultado de la última prueba médica, consciente de su futuro. “Ahora mismo mis entrenamientos pasan a consistir en seguir el camino necesario para recuperarme, cosa que dependerá de los resultados”, admite, confesando que la lesión llega en un momento deportivo inoportuno para él pues “después de varias semanas con problemas en un codo, esta semana estaba previsto que empezara a trabajar con normalidad” y sabe que su equipo le necesita. Una realidad que afronta con entereza y ese espíritu que le ha llevado a ser referencia en el Balonmano Zamora Enamora.

Compartir el artículo

stats