Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Balonmano | Copa del Rey

Resumen y resultado del Balonmano Zamora Enamora - Valinox Novás: Una derrota más que digna

La peor noticia fue la lesión de Jortos, que abandonó el terreno de juego en la primera mitad

Etayo lanza a portería para batir a Gil. Ana Burrieza

El Balonmano Zamora Enamora se despidió de la Copa del Rey al caer hoy en primera ronda frente a Valinox Novás por 30-31 en un partido en el que dejó sabor agridulce en las filas pistacho. Por una parte, el equipo compitió de tú a tú contra el líder de la liga en el Grupo A; por otro, el equipo sumó una nueva derrota y, encima, vio como Jortos sufría una lesión de rodilla que podría dejarle fuera de juego durante una temporada.

Con dos goles rápidos por bando arrancó la contienda copera en el Ángel Nieto. Un duelo entre el líder y el colista del Grupo A de la División de Honor Plata que transcurrió parejo en sus primeros compases, con los gallegos haciendo daño desde los ocho metros y los zamoranos tirando de ataques colectivos con Etayo y Horcajada como finalizadores (2-2, m. 5).

El pulso transcurría igualado con Valinox Novás al frente del intercambio de goles gracias a las paradas de Héctor Gil, clave para impedir al Balonmano Zamora Enamora hacer efectivas sus buenas defensas. Los gallegos, con ataques largos, se mantenían al frente gracias al brazo de Manu Martínez pues su defensa sufría bastante con las penetraciones de Elola o Raúl Maíde. El tono pistacho nada tenía que ver con el de sus apariciones ligueras y los cuatro tantos del central visitante impedían un premio mayor para el equipo de Iván López.

Precisamente, una acción de Jortos sobre Martínez al paso por el décimo minuto de partido trajo consigo la primera gran dificultad. El defensor era excluido y Valinox Novás contaba con la oportunidad de lograr la primera renta importante del duelo con 5-6 a su favor. Ocasión que no aprovechó, con un parcial equilibrado en desigualdad, permitiendo una parada de Doval y un gol de Horcajada que la contienda llegara con empate al ecuador del primer acto (7-7).

Ninguno de los dos equipos daban su brazo a torcer sobre la pista del Ángel Nieto. El Valinox Novás, con su defensa abierta y un gran Gil bajo palos, llevaba la voz cantante pero el cuadro de Viriato le seguía de cerca los pasos con intensidad y buenos movimientos ofensivos. Un guion que se rompió en el minuto 18, tras ser excluido Pancho Bellia y firmar los gallegos un parcial de 0-3 aprovechando dos pérdidas de balón locales, provocando también el tiempo muerto de Iván López con 8-11 como tanteo.

El receso no cortó la negativa racha pistacho, lo que llevó al técnico a mover su banquillo en busca de soluciones al apagón ofensivo que la inferioridad y la apuesta visitante por defender en 6-0 había provocado minutos antes. Un problema al que puso fin Horcajada al contragolpe de manera momentánea y que los zamoranos tuvieron opción de superar con la primera exclusión visitante (9-13, m. 22). Pero esa superioridad arrancó de la peor forma posible ya que Jortos vio como su rodilla dobló tras recibir una falta y sus muestras de dolor no dejaron lugar a dudas, estaba gravemente lesionado.

Con todos pendientes del capitán, poco importó que el ataque zamorano con dos hombres más en pista acabara en pérdida. O el siguiente, detenido por Gil. Al menos hasta que Jortos se sentó banquillo y su gesto de dolor pasó a ser de resignación, con muletas a su vera para desplazarse posteriormente.

Para entonces, Horcajada había anotado, Valinox Novás había recuperado a todos sus efectivos y el partido seguía con los locales cuatro goles abajo. Una renta que se elevó hasta los seis tantos y que una gran intervención de Doval y dos bellos goles de Elola y Jaime dejaron en cuatro goles al paso por vestuarios (12-16).

Con energía, el Balonmano Zamora Enamora regresó a la pista con garra, dispuesto a plantar batalla. Así, con dos paradas de Doval y dos buenas acciones de ataque recortó diferencias sobre un cuadro visitante que, sin embargo, respondió de forma inmediata al envite local (14-18, m. 33).

El partido, en esta reanudación, se aceleró y a ese ritmo de juego Valinox Novás demostró ser mejor. El 14-20 del luminoso así lo indicaba e Iván López no tuvo más remedio que pedir tiempo muerto para frenar la sangría y poner orden en el cuadro pistacho. La intención era clara, ataques más largos y paciencia para seguir en el envite.

Bajó revoluciones El BM Zamora Enamora y, con ello, siguió haciendo daño a su rival sin cometer pérdidas de balón que le condenaran definitivamente. De hecho, las paradas de Doval y los contragolpes de Horcajada y Torres permitieron al cuadro pistacho recortar diferencias pese a los dos minutos señalados a Fernando.

Restaban veinte minutos de partido y la victoria, ante el líder de la liga, todavía era posible. La distancia se había establecido en cinco tantos (19-24) y el cuadro local no daba muestras de no poder plantar batalla. De hecho, el duelo cayó en un intercambio de goles muy atractivo e incluso beneficioso para los zamoranos pues recobraron sensaciones en ataque. Valinox Novás se quedó con uno menos y Horcajada, a la segunda, acercó a los suyos a tres goles del empate cuando se entraba en el último cuarto de hora de partido.

El 22-25 a 14 minutos del final llevó al visitante Trives a pedir tiempo muerto. Un parón que reanimó a los suyos pero que no cortó el buen juego de un siete zamorano bien asentado en pista y con intención en sus ataques. Los gallegos subieron el nivel de su defensa y tuvieron que emplearse a fondo para mantener su renta ante un Balonmano Zamora Enamora al que solo le faltó puntería en un par de lanzamientos para terminar de culminar su remontada.

Con ocho minutos para el final llegó un nuevo problema para los locales en forma de exclusión señalada sobre Torres. Mach entró para detener el siete metros pero el hombre más durante dos minutos acabó por dejarse notar en el marcador. La renta rival se fue a cuatro goles a falta de cinco minutos para el final. Una desventaja que demandaba un desenlace perfecto por parte pistacho.

No alcanzó pero el BM Zamora Enamora lo dio todo hasta el final. Con Mach bajo palos atajando disparos y el ataque, apostando por jugar sin sin portero, poniendo el envite en solo dos goles de diferencia a falta de dos minutos para el final y con Illesca al contragolpe forzando el tiempo muerto visitante cuando el 30-31 figuró en el luminoso a falta de pocos segundos para el bocinazo definitivo. Un tanteo que permaneció inalterable, pese a que Jaime tuvo lanzamiento para el empate y el duelo murió en un contragolpe pistacho al que le faltó tiempo para acabar en gol.

Compartir el artículo

stats