Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Culturismo

El zamorano Rubén Prieto y la cultura del cuerpo

El zamorano se hace un hueco entre los mejores culturistas de España

Prieto, en el centro, junto a los mejores del Campeonato del Norte

Rubén Prieto no lleva mucho tiempo practicando el culturismo, tal vez desde 2016 dedicado a la modalidad de fitness, hasta que se ha decantado por el Bodybuilding en la que ya entra en juego la competición en exhibiciones regladas. El zamorano espera con ilusión el Campeonato de España tras arrasar en el Campeonato del Norte, donde se adjudicó tres primeros puestos.

Esta participación en el Campeonato del Norte celebrada en Arévalo comenzó a prepararla hace poco más de un año, una vez recuperado del covid que contrajo en los primeros días de la pandemia “baldado me dejó”, asegura. Y en esta prueba de élite, va y consigue los tres primeros puestos prácticamente sin medios ni ayudas.

Sus pasos esta vez los ha dirigido “on line” Rubén Fernández, un entrenador de Bilbao, que le programó una preparación que ha durado todo el invierno pasado con unos regímenes alimenticios espartanos que le obligaron a comer más de lo que podía imaginar, para conseguir un buen volúmen de musculatura: “Tienes que comer mucho para que luego, cuando definas, te quede algo”. A sus 43 años, supone un gran esfuerzo un plan que ha durado entre siete u ocho meses antes de competir en Arévalo donde fue el mejor en las categorías de Clasic Bodybuilding Senior, Máster y Clasic Fisic Master, en las que se participa según el peso y la altura personales.

Ya poseía cierta experiencia de años anteriores en los que había sido segundo en Master, en 2018. en la cuarta edición que participaba. “No hay ningún secreto. Me lo he currado, no he parado y he ido muy seco, muy definido”.

Próximas pruebas

El siguiente paso para aprovechar este gran momento de forma será el Open de La Rioja, con participación también abierta, y a continuación, al Campeonato de España el 22-23 de octubre. “Estoy ya deseando terminar porque es durísimo mantener este estado. Llevaba cuatro meses o cinco sin comida libre, pero en cuanto competí en Arévalo, me fui al McDonalds y me tomé dos o tres helados seguidos. Pero iba tan seco que no me influyó para nada”, comenta con buen humor el culturista zamorano quien reconoce que todavía tiene mucho margen de mejora para el Campeonato de España. “Mi entrenador me ha hecho varias puestas a punto para conocer cómo me encontraba y en cada una he mejorado. En el Campeonato de España voy a ir a muerte porque tengo ganas de ganarlo”.

Pese a todo, reconoce que no se puede estar con tan poca grasa en el cuerpo durante mucho tiempo, “aunque en cuanto comas y bebas agua, el cuerpo ya lo recupera. A Arévalo fui con un cuatro por ciento de grasa, que es muy poco”.

Compartir el artículo

stats